¿Por qué protegen más contra el COVID-19 las mascarillas FFP2 y FFP3?

2020100615543226487
|

Si quieres protegerte del coronavirus de forma adecuada, estas son algunas de las mascarillas que mejor te previenen de posibles contagios de COVID-19.

Se encuadran dentro de las denominadas mascarillas EPI. Las mascarillas EPI son las FFP1, las FFP2 y las FFP3.

Las mascarillas FFP3 se recomiendan principalmente para profesionales sanitarios o personas que estén o vayan a estar en contacto con el coronavirus. También para la realización de actividades de riesgo relacionadas con el coronavirus.

Si lo que buscas es una protección óptima frente al coronavirus, las mascarillas FFP2 y FFP3 son las que realmente necesitas. Pero, ¿Qué diferencia la mascarilla FFP3 del resto de las mascarillas EPI?

Mascarillas FFP3

Las diferencias entre las mascarillas EPI son relacionadas con la capacidad de filtrado de partículas. No todas filtran lo mismo.

Si usas una mascarilla FFP3, ésta filtrará el 98% de las partículas suspendidas en el aire. Este filtrado se cumple según las normativas europeas EN143 y EN149.

Si te decantas por estas mascarillas, verás que la finalidad que tienen es la de filtrar el aire inhalado evitando la entrada de partículas víricas o contaminantes en el cuerpo. 

Son las más eficaces a la hora de evitar contagios con exposiciones directas al coronavirus. Eso sí, sólo las FFP3 sin válvula de exhalación protegen también a los demás en caso de que tú seas el contagiado.

¿Cuándo usar las mascarillas FFP3?

Las mascarillas FFP3 solían usarse, principalmente, en ambientes industriales o sanitarios de alto riesgo. 

En el caso del COVID-19, se recomienda emplear las mascarillas EPI FFP2 en lugar de las FFP3. Esto se debe a que las FFP3 sólo se usan en situaciones de alto riesgo de exposición, como el cuidado de una persona contagiada o por prescripción médica.

La mascarilla FFP3 es muy eficaz contra bacterias, virus y esporas de hongos. También contra los diferentes tipos venenosos y tóxicos de polvo, humo y aerosoles. Cuentan con un 98% de eficacia de filtración mínima y un 2% de fuga hacia el exterior.

Diferencias entre mascarillas FFP2 y mascarillas FFP3

Los modelos de mascarillas FFP2 y FFP3 están homologadas para retener partículas de hasta 0,6 micras.

Por lo tanto, recomiendan el uso de las mascarillas FFP2 para actividades comunes. Es decir, las que no comporten un riesgo extremo de exposición al coronavirus.

Las mascarillas FFP3 filtran de la misma forma que las FFP2 pero también filtran sustancias carcinogénicas, madera pulverizada y partículas volátiles.

Consejos de uso de las mascarillas FFP2 y FFP3

Es importante saber que si no colocas de forma adecuada tu mascarilla y no respetas las indicaciones, como la distancia social, el riesgo de contagiarte de coronavirus aumenta. 

Estos son algunos de los consejos, presentados por la OMS, para protegerte de forma adecuada del COVID-19:

  • Antes de ponerte la mascarilla FFP2 o FFP3, lávate las manos con gel hidroalcohólico o con agua y jabón. El lavado debe durar, al menos 5 minutos.
  • Cubre tu boca y tu nariz con las mascarilla, de forma que se adapte correctamente a tu cara.
  • No toques la mascarilla cuando la estés usando. De hacerlo, lávate bien las manos de nuevo con agua y jabón o gel hidroalcohólico.
  • Si la mascarilla se estropea o se humedece, cámbiala y no las reutilices.
  • Quítate la mascarilla siempre por detrás y no toques la parte delantera. Deséchala inmediatamente en un recipiente cerrado y lávate las manos con un desinfectante.

¿Por qué protegen más contra el COVID-19 las mascarillas FFP2 y FFP3?