Langosteira abre una nueva vía de negocio con el suministro de combustible a buques

La gabarra, atracada en el puerto de Ferrol d. alexandre
|

La Autoridad Portuaria sigue buscando nuevas vías de negocio para punta Langosteira. Una de ellas será el suministro de combustible de un buque a otro. Se trata de una operación polémica por el riesgo que implica para las rías pero que, precisamente por tratarse de un muelle, sí se puede realizar en el Puerto Exterior coruñés.
La operación ya se llevó a cabo una vez y ahora podría repetirse. En caso de que así sea, será la gabarra “Monte Arucas” de Cepsa la que se encargue de la operación. La embarcación procede de Ferrol y, de hecho, inicialmente era allí donde pretendía suministrar combustible a los buques mientras permanecían fondeados en la ría. Pero la cuestión originó una gran polémica en la comarca por el riesgo que para muchos entraña el denominado “bunkering” y el Puerto bloqueó la autorización concedida para una década.
En principio, el barco que tiene previsto atracar en punta Langosteira para repostar es el “Siegedijk”, un mercante de 107 metros de eslora que, de entrar en Langosteira, lo hará en torno a las seis de la tarde.
El origen de este tipo de operaciones está en la obligación que tienen los mercantes que navegan en Europa de consumir el denominado fuel o gasoil verde. Para ello, hasta ahora repostaban en las islas Canarias o Gibraltar, con lo que perdían varios días en el desvío a estos puertos. La intención ahora es hacerlo en Fisterra o en A Coruña, gracias a Langosteira.

Langosteira abre una nueva vía de negocio con el suministro de combustible a buques