Seoane vaticina que Iñás y Lorbé estarán unidos por la Vía Ártabra a finales de 2012

|

El Ideal Gallego-2011-05-01-018-a72c71f7

  fran moar > a coruña

  El alcalde de Oleiros afirma que a finales del año 2012 los núcleos de Iñás y Lorbé estarán ya comunicados por la Vía Ártabra. Ángel García Seoane asegura además que las obras de construcción de esta carretera de alta capacidad se han ralentizado, pero que en ningún caso se encuentran paralizadas.
“Sería mala persona si dijera en este momento que los trabajos están parados. Hay que reconocer que existen problemas pero en ningún caso están paradas las obras”, dijo el regidor, que desde el inicio de la construcción del vial se ha caracterizado por reclamar a la Consellería de Territorio que dé prioridad a esta infraestructura.
La construcción del tramo entre el Puerto de Lorbé y la carretera N-VI en Iñas se inició a principios del año 2009. Esta actuación contó al principio con una partida presupuestaria de más de 40 millones de euros de la denominada Consellería de Política Territorial e Obras Públicas.
Este ramal se corresponde con la parte intermedia de la Vía Ártabra y tendrá una longitud de 5,4 kilómetros. Los primeros 2,6 kilómetros desde la N -VI tendrán características de una autovía libre de peajes. La carretera contarán con cuatro carriles de 3,5 metros divididos en dos calzadas separadas por una mediana.
Por su parte, la conexión con Oleiros será una vía de alta capacidad y tendrá una longitud de 1,8 kilómetros. Saldrá de la carretera de Perillo-Oleiros (AC-174) a la altura de la Rabadeira, y conectará con las de O Carballo, Iñás y San Xián de Soñeiro. La variante permitirá además conectar Oleiros directamente con el polígono industrial y empresarial de Iñás.
La Vía Ártabra es un proyecto que llegó con bastante retraso. La carretera fue ideada hace más de una década para descongestionar el tráfico en los accesos A Coruña y en A Pasaxe, y permitir la conexión directa de Oleiros y Sada con la AP-9 y la A-6.
La carretera contará cuando se finalice con diez kilómetros de longitud, siempre y cuando se desarrolle todo el proyecto, ya que la Xunta ya ha decidido paralizar por el momento la conexión entre la autopista y la autovía.
Asimismo, hasta principios de la pasada década las administraciones públicas calculaban que el coste de la infraestructura podría alcanzar los ocho millones de euros, el precio final de la Vía Ártabra asciende ahora, y se acerca ya a los 140 millones.


 

Seoane vaticina que Iñás y Lorbé estarán unidos por la Vía Ártabra a finales de 2012