Junqueras augura decisiones que pueden “ser difíciles de entender”

Oriol Junqueras llega a la reunión semanal del Govern | aec
|

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, cesado como vicepresidente del gobierno de la Generalitat, aseguró ayer en un extenso artículo que firma en el diario El PuntAvui que “en los próximos días” el Govern cesado tendrá “que tomar decisiones, y no siempre serán fáciles de entender”.
Tras indicar que Carles Puigdemont “seguirá siendo” el presidente de la Generalitat de Cataluña y Carme Forcadell, la presidenta del Parlament, Junqueras sostiene que “necesitamos una estrategia compartida, como decía Albano Dante Fachin –líder de Podem– , a quien tenemos que agradecer su compromiso inequívoco con la libertad y la justicia, con los valores universales que todos debemos defender”.

Sólidas alianzas
“En el camino que nos queda por recorrer –prosigue el político– a menudo largo y empinado, para asentar gradualmente un nuevo marco de libertades, es imprescindible tejer sólidas alianzas con todos aquellos actores sociales y económicos que tienen la decidida voluntad de construir un verdadero Estado al servicio de la ciudadanía”.
Para Junqueras, el camino hacia este objetivo ya se inició, aunque ya se constató que: “Nos pondrán todo tipo de trabas, que nos lo pondrán muy y muy difícil, que no escatimarán recursos para hacernos desfallecer, que quizás habrá momentos de incertidumbres, de dudas o de contradicciones entre aquello que queremos y el camino que escogemos en cada fase para llegar”.

Seguir hacia delante
Sin embargo, advierte, “no tenemos ninguna otra opción que seguir hacia adelante, que acumular fuerzas, que seguir cargándonos de razones, de compartir desazones y alegrías, fracasos y esperanzas, de saber encajar los golpes para volvernos a levantar, sin renunciar nunca a las urnas para validar la república, y preparando a la vez unos futuros comicios municipales que deben ser claves en el asentamiento de esta república”.
Reitera que la respuesta “a la usurpación de las instituciones, del 155, tiene que convertirse en un clamor y una prioridad” y concluye que “ante este ataque a las personas y instituciones del país debemos recomponer nuestras fuerzas y estrategia, perseverar siempre y no tener ninguna duda de que si seguimos, de que si desde el civismo y la actitud pacífica de siempre no nos dejamos pisar, conseguiremos avanzar hasta donde nos proponemos”.
El vicepresidente cesado también rechaza “reconocer el golpe de Estado contra Cataluña ni ninguna de las decisiones antidemocráticas” que ve en el Gobierno.

Controlar de la prensa
También criticó que el Ejecutivo del PP “ha entrado en Cataluña” con el apoyo del PSOE y con el objetivo de controlar los medios de comunicación, intervenir el sistema educativo y poner a su servicio los cuerpos policiales, y le acusa de perjudicar a la sociedad catalana cambiando la ley para facilitar el cambio de sede social de las empresas.
“Llegan al extremo de presionar a grandes empresas para llevárselas de Cataluña”, lo que enmarca en un proceso de involución del autogobierno que ve desde hace años y que busca la subordinación de las autoridades catalanas, aseguró.
Por su parte, el hasta ahora conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, aseguró ayer que “nosotros, los catalanes nunca nos hemos rendido y no nos rendiremos, en el reto de dejar a nuestros hijos un país mejor”, durante un acto organizado por el Ayuntamiento de Sant Cugat (Barcelona).
En su discurso, el político recordó que el líder sudafricano Nelson Mandela dijo que “un ganador es un soñador que nunca se ha rendido” y “la gente de este país, hable y sueñe en castellano o en catalán, nunca se rendirá”.
Josep Rull dijo estas palabras en el acto central de los actos conmemorativos del centenario de la llegada del tren a Sant Cugat, que se iniciaron el pasado 26 de octubre.

Junqueras augura decisiones que pueden “ser difíciles de entender”