Cambio de programa en Santa Margarita: de espectáculo pirotécnico a aparato eléctrico

Más de mil personas se refugiaron como pudieron de la fuerte lluvia | patricia fraga
|

La tradicional romería de Santa Margarita tuvo un brusco final ayer, cuando el Ayuntamiento anunció que se suspendían los dos últimos conciertos y el espectáculo pirotécnico que normalmente cierra el programa de actos. El motivo fue el mal tiempo, porque una gran tormenta sacudió la ciudad a las seis y media, descargando no solo una tromba de agua, sino un fuerte aparato eléctrico que provocó la estampida del cerca de millar de personas que en esos momentos se habían congregado en el parque y que corrieron a buscar refugio. .
El cobijo sirvió de poco consuelo para los admiradores de Luar na Lubre”, cuyo concierto de las diez (junto con el de Samarrúas, programado para una hora antes) tuvo que ser cancelado a las ocho de la tarde, cuando las previsiones meteorológicas convencieron a la Concejalía de Culturas que la fiesta se había acabado ya: aunque escampó, el equipo se había mojado y resultaba imposible actuar. En cuanto escampó, la mayor parte de la gente abandonó la zona verde.
En el lado positivo, los que habían acudido por la mañana pudieron disfrutar de una mañana sin incidentes, en la que todavía brillaba un verdadero sol de agosto, y escuchar la actuación de la banda de música municipal que se celebró a mediodía, así como participar en talleres y actividades infantiles. Incluso se pudo escuchar la música de Xacarandaina antes de la tormenta decidiera interrumpir la fiesta con un solo de truenos que había venido anunciado de una lluvia cada vez más intensa.
De esta manera finalizó la romería de Santa Margarita de 2017. Se trata de la segunda organizada según los criterios de la Concejalía de Culturas de la Marea Atlántica, que trataron de darle un vuelco después de que la primera que se celebró bajo su mandato se viera ensombrecida por el fracaso del concurso de empanadas (convertido en una exhibición solidaria, donde el público no podía probar la comida y sin premios en metálico).
En la línea
El concejal de Culturas, José Manuel Sande, considera que mantiene la línea iniciada en 2016, de recuperación y puesta en valor del arraigo y música tradicional, frente a una variedad mayor de espectáculos. De ahí que se hubieran programado la actuación frustrada de Lúar na Lubre, “un referente histórico”, como Samarúas, considerado como un grupo emergente. Para Sande, se ha apostado polo “texido cultural tradicional coruñés”.
Además, el Ayuntamiento colabora durante todo el año con entidades que considera que realizan una labor fundamental a nivel pedagógico en la ciudad, como son Xacarandaina, Donaire o Son D’aquí, y que representan, a juicio del responsable de la programación de las fiestas, “a esencia da propia romería”.
Aunque todavía no se ha anunciado ningún cambio, el Ayuntamiento trabaja para que los grupos cuyas actuaciones se han visto frustradas por el mal tiempo puedan subirse a otros escenarios antes de acabe el verano.
Firmas de libros
Pero, además, la romería de Santa Margarita no se compone solo de música. Por la mañana había varias actividades programadas, como firmas de libros por sus autores, entre los que figuraban Cheik Fayé, Emma Pedreira, Antía Yáñez o Beatriz Maceda, que se vieron acompañadas por el buen tiempo. Uno de los autores, Xosé Duncan, ofreció una charla de literatura fantástica para niños.
Los talleres organizados por “Libros a monte” en los arcos de la Casa de las Ciencias contaron incluso con más público cuando la gente acudió a refugiarse allí, abandonando los puestos de comida que rodeaban el museo, y las actividades que se celebraron durante todo el día, desde una mesa donde los niños podían pintar a su escritora favorita, hasta la escultura en vivo de la artista Olalla Franco. Así que, a los que asistieron desde el principio, les quedó el consuelo de que la tormenta no pudo aguarles toda la diversión.

Cambio de programa en Santa Margarita: de espectáculo pirotécnico a aparato eléctrico