Los afectados de Corcoesto recurren la declaración de impacto ambiental de la mina

la empresa finalizó el mes pasado los trabajos de prospección
|

La Plataforma pola Defensa de Corcoesto informó ayer de la presentación de un recurso de reposición contra la declaración de impacto ambiental de la mina de oro de Corcoesto. Según la citada asociación, la apelación fue suscrita por más de 2.000 afectados y titulares de bienes y derechos situados en el ámbito de la explotación de la mina, entre los que se encuentran los titulares de explotaciones agrícolas, ganaderas y forestales de los Ayuntamientos de Cabana de Bergantiños, Coristanco y Ponteceso.

Alegan que el informe vulnera la legislación y se fundamenta en “la falsedad u ocultación interesada de datos”

La entidad indicó en un comunicado de prensa que el recurso se fundamenta en “la falsedad u ocultación interesada de datos en el estudio de impacto ambiental elaborado por la empresa minera”.

 

Indefensión

Este hecho, según indicó, constituye una vulneración flagrante del real decreto 1/2008 por lo que se aprueba el texto refundido de evaluación de impacto ambiental de proyectos, que genera “indefensión” en los interesados, que, además, no fueron notificados en la forma legal.

En su opinión, el estudio ignora “por completo” la realidad socio económica de los ayuntamientos afectados para evitar realizar un análisis detallado de los efectos de la explotación minera sobre las actividades económicas que generan empleo directo e indirecto sostenible y a largo plazo, y contribuyen al mantenimiento de población en el rural.

 

Vertido de arsénico

Igualmente, pese a que la empresa reconoce un vertido de arsénico al medio ambiente por importe superior al máximo permitido por la legislación, no hace un análisis previo de su concentración en el ámbito de la explotación minera ni en el río Anllóns, y mucho menos analiza el incidente que este hecho puede tener para la salud humana y animal y los bancos marisqueros de la ría de Corme y Laxe. El recurso también incide en la incorrecta clasificación de las instalaciones de los residuos mineros, lo que vulnera la directiva 2006/21/CE y en la omisión de la existencia en el ámbito de la mina de hábitats y especies animales especialmente protegidas por las directivas comunitarias.

Piden la nulidad
por ser un acto de trámite “arbitrario y contrario a derecho”

Por esas y otras cuestiones que suponen un descarado incumplimiento de la normativa piden la nulidad de pleno derecho de la declaración, por tratarse de un acto de trámite “arbitrario y contrario a derecho”, que sirve de base para otorgarle una autorización a una empresa que no es propietaria de los terrenos, y que pretende cambiar su uso sin el consentimiento de los propietarios, prescindiendo así del procedimiento establecido por la actual ley de montes.

Al margen de esta iniciativa vecinal, el BNG presentará en todos los ayuntamientos de la comarca de Bergantiños una moción, en la que los grupos municipales nacionalistas demandarán el acuerdo de las corporaciones para instar a la Xunta a no aprobar el proyecto minero de Corcoesto.

El responsable del BNG en la comarca, Xoán Cure, lamentó el pasado viernes el posicionamiento de los populares ante un proyecto que, en su opinión, supone colocar una auténtica “bomba de relojería” a escasos metros del estuario del río Anllóns, la principal fuente de vida de la comarca. Alegó que la Xunta, “en una actitud propia de otros tiempos”, entrega “a precio de saldo” a una multinacional canadiense la expoliación de sus recursos.

Los afectados de Corcoesto recurren la declaración de impacto ambiental de la mina