“Estoy muy tranquilo, no hay nada ilegal y no van a conseguir amedrentarme”

El presidente del CSD, Miguel Cardenal, ha asegurado sentirse “muy tranquilo” tras su imputación por presunta malversación y otros cinco delitos porque tiene “la absoluta seguridad de que no hay ninguna actividad realizada en el CSD que sea ilegal.
“Yo estoy muy tranquilo, tengo la absoluta seguridad de que no hay absolutamente ninguna actividad realizada en el CSD que sea ilegal. La querella es un conjunto bastante importante de despropósitos. Tengo la determinación de continuar defendiendo el uso correcto del dinero público. No van a conseguir su objetivo de amedrentarme o de conseguir que no hagamos nuestro trabajo”, apuntó Cardenal.
El dirigente recordó que “no es la primera, la segunda, ni la tercera querella” que le interpone José Escañuela –expresidente de la Federación Española de Tenis– y denunció que existe una “estrategia combinada” de “gente que no quiere que siga desarrollando mis funciones”, especialmente por su “compromiso” por la transparencia en la gestión de las entidades deportivas y la buena gobernanza. 
“Podía contar muchas cosas, como una cena que se celebró hace dos años presidida por el presidente del COE, Alejandro Blanco, con Ángel María Villar, con Escañuela, con otros presidentes de federaciones que han sido inhabilitados y expedientados por el TAD, otros echados de sus federaciones con mociones de censura”, recordó. 
Para Cardenal, la querella contiene “despropósitos” como basar su relación con la auditora en que el último ministro de Presidencia de Franco tenía el mismo apellido que su segundo apellido. “Y, desde luego, no tengo ningún parentesco con esa persona. Es una cosa que causaría risa si no fuera por la gravedad de lo que estamos hablando. Es una completa mentira desde la primera palabra hasta la última. Una sucesión de cosas que tienen poca entidad y muchas de ellas completamente falsas”, subrayó.
A su juicio, su trayectoria en estos cinco años es “bastante clara” y se han acabado con prácticas como mirar para otro lado o guardar determinados asuntos en un cajón. “Ha mejorado de una manera más que notable el nivel de gobernanza del deporte español. Es la actitud que demanda hoy la sociedad española y hemos cumplido con los ciudadanos”, destacó. 
Por último, Cardenal insistió en que la querella es para crear “atención mediática” y un “estado de opinión” que le obligue a marcharse antes de cumplir con el mandato encomendado por el Gobierno.

“Estoy muy tranquilo, no hay nada ilegal y no van a conseguir amedrentarme”

Te puede interesar