Los economistas creen que los centros comerciales no compensan su impacto

|

El Ideal Gallego-2011-06-01-017-46aab1f2

r. l. > a coruña
  Siete de cada diez economistas coruñeses consideran negativas para el comercio tradicional la apertura de grandes áreas comerciales en la ciudad. Así lo revela el barómetro del primer trimestre de 2011 elaborado por el Colegio de Economistas de A Coruña, que fue presentado ayer por su decano Roberto Pereira y por la directora del estudio, María Jesús Freire.
En el informe –para el se realizaron 350 entrevistas a miembros del colegio– se observa que un 24,64% de los profesionales que rechazan los centros comerciales lo hacen porque consideran que no compensa su lado negativo, mientras un 46,13% ve en su implantación un problema, aunque duda de si su puesta en marcha supone una mejora para el conjunto de la economía. Según Freire, la posición de los colegiados con respecto a este tipo de negocio puede responder al hecho de que consideran que la apertura de grandes áreas traerá consigo la pérdida de empleo. Frente a esto, sólo un 7,65% de los encuestados piensa que estas áreas son positivas para el conjunto de la economía.
Sobre la situación del sector de la construcción, nueve de cada diez creen que éste tardará más de un año en volver a crecer y, de éstos, un 84,68% considera que serán necesarios dos años más para poder apreciar una recuperación en este ámbito.
Los economistas, que aseguran que su situación personal ha empeorado, no sólo se muestran pesimistas con la construcción. También aseguran que el dinero sigue sin llegar a las empresas. Un 72,70% de los colegiados opina que es más difícil conseguir un crédito actualmente que hace un año. Sólo un 2,87% piensa que este trámite se ha facilitado.

Paro > En el informe de los tres primeros meses del año se puede observar como los colegiados suspenden la situación actual de la economía en la provincia, con una puntuación de un 4,65. Eso sí, obtiene una calificación mejor que la media de Galicia, con un 4,37, y que la de España, con un 4,10.
En cuanto a los principales problemas que afectan al contexto económico coruñés, un 81% de los encuestados sitúan el paro a la cabeza. Le sigue la inadecuada dimensión de la estructura de las empresas gallegas, que es vista como un obstáculo para el crecimiento por un 49,10% de los colegiados, así como la debilidad en la demanda interna/externa. Se cuela entre los primeros puestos de la lista de los principales problemas el precio del combustible, que pasa de copar el 16% de las respuestas de los entrevistados a un 38,30%.
Como posibles soluciones para el fomento del empleo, los economistas ven muy necesaria la mejora del sistema educativo, la captación de inversión extranjera y la creación de nuevos nichos de mercado.

Los economistas creen que los centros comerciales no compensan su impacto