Los municipios de la Costa da Morte se suman a las peticiones del sector lácteo

Representantes de once ayuntamientos de Bergantiños, Fisterra, Soneira y Xallas estuvieron ayer en Carballo para escuchar las reivindicaciones de los sindicatos marema

Los ayuntamientos de las comarcas de Bergantiños, Fisterra, Soneira y Xallas solicitarán una reunión con la conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana,  para pedirle que convoque cuanto antes un foro del sector lácteo en el que los productores, la administración y la industria se sienten a negociar las condiciones y el precio de los nuevos contratos y aliviar, de esta manera, la “situación límite” por la que atraviesan los productores.
Así lo acordaron ayer los representantes de Asaja, Unións Agrarias y el Sindicato Labrego Galego con los alcaldes de Carballo, Vimianzo, Zas, Cabana, Muxia, Malpica, A Laracha –que se encargará de las gestiones– y Laxe, además de representantes de las corporaciones de Coristanco, Mazaricos, Dumbría y Santa Comba, que se reunieron durante la mañana en el Concello de Carballo.
Los representantes sindicales explicaron a los regidores que el sector lácteo gallego se encuentra en “un dos momentos máis difíciles e peores da súa historia”, en palabras de Isabel Vilalba, del SLG, por tres razones fundamentales: los bajos precios de la leche en origen (hasta 0,21 céntimos de euro), que están muy lejos de la media española y comunitaria; los contratos de “condicións abusivas” que está  imponiendo la industria y la falta de garantía de recogida.
Y es que los sindicatos aseguran que el sector lácteo gallego está sufriendo el “chantaxe da industria” para que se firmen los contratos en condiciones que los productores ni siquiera negociaron, sino que les están siendo impuestas por la industria bajo la amenaza de que no se recogerá la leche en las explotaciones que no pasen por el aro. Es por este motivo que a pocos días para que los contratos deban presentarse ante el Ministerio de Agricultura, los  sindicatos agrarios buscan el apoyo de los ayuntamientos para tratar de implicar a la Xunta y que tome “medidas urxentes” para un “sector estratéxico que non se pode seguir permitindo operar coa industria nas actuais circunstancias”.
Para Roberto García, secretario xeral de Unións Agrarias, en caso de que no haya una intervención del gobierno gallego  a partir del próximo mes “máis de cinco mil gandeiros galegos quedaranse sen cobrar e 2.950 van pagar por traballar porque cos prezos actuais non poderán asumir os custos de produción e terán que botar man dos seus aforros para sobrevivir”.
Llegados a este punto, aseguró que con la reunión de ayer “estamos a dar un ultimato ao goberno galego, en vista que hai un mes solicitamos unha reunión e non tivemos resposta” y advierte que esperarán a final de mes y, a partir de allí, “non descartamos ningunha medida” a tomar para defender sus reivindicaciones.
Asimismo, el delegado de Asaja en A Coruña, Juan García, cuestionó el por qué se deben firmar los contratos que vinculan a los ganaderos por un año, justo en un momento en el que los precios de origen de la lecha gallega están más bajos que nunca. Y aclaró que es la industria la única dentro del sector que se beneficia del momento actual. “Á industria láctea vaille xenial e todas están a apostar pola estratexia de impoñer un prezo baixo, o cando e o canto”, apuntó y señaló que en la actual situación “menos de dez industrias van ter a capacidade de decidir que parte de Galicia produce leite”.  Los tres representantes coinciden que todos estos elementos “condenan o sector”.

Manifiesto
Además de mediar ante la Consellería para que se convoque una mesa de negociación, los representantes municipales firmaron un manifiesto que se hará llegar a la Xunta para denunciar las imposiciones “ilegais” de las industrias a los productores lácteos de la comunidad.
En el escrito acuerdan, entre las principales medidas, solicitar la ilegalidad de los contratos firmados hasta ahora “baixo a presión da industria” y que la Xunta intervenga para evitar nuevas bajadas de precios.
También piden que se refuerce el poder negociador de los productores estableciendo un sistema de arbitraje específico para los contratos lácteos; que se garantice la recogida en todas las granjas de leche y que en la adjudicaciones de licencias de compradores se vertebren medidas para evitar las estafas. 

Los municipios de la Costa da Morte se suman a las peticiones del sector lácteo

Te puede interesar