El Barça ganó cuatro finales al Sevilla y solo perdió una

15 agosto 2010 SEVILLA, 14/08/2010.- El delantero malí del Sevilla FC Frederic Kanouté (2i) celebra su gol, el tercero de su equipo, junto al centrocampista Jesús Navas (i), el delantero Álvaro Negredo (d) y el defensa franc&ea
|

Barcelona y Sevilla disputan mañana su segunda final de la Copa del Rey y la sexta en cualquier competición –dos Supercopas de Europa y otras dos Supercopas de España–, y hasta ahora el balance es favorable a los catalanes por 4-1.
La única victoria sevillista en una final entre ambos conjuntos se dio en la Supercopa de Europa de 2006, disputada en Montecarlo, cuando el equipo entonces adiestrado por Juande Ramos se impuso por 3-0, con goles de Renato, Kanouté y Maresca.
En la misma competición, en 2015, los azulgranas se tomaron la revancha al vencer en Tiflis por 5-4, en un duelo en el que Messi (2), Rafinha y Luis Suárez, por el Barcelona, y Banega, Reyes, Gameiro y Konoplyanka, por el Sevilla, establecieron un empate deshecho por Pedro en la prórroga.
Existe un precedente reciente, hace dos años, de final de la Copa entre el Barcelona y el Sevilla, un encuentro ganado por los culés (2-0) también en el tiempo extra, cuando decantaron el título gracias a los tantos de Jordi Alba y Neymar.
Las dos Supercopas de España ganadas por el Barcelona al Sevilla fueron en 2010 y 2016: en la primera, los sevillistas ganaron 3-1 en la ida (Ibrahimovic adelantó al Barça pero dos dianas de Kanouté y uno de Luis Fabiano le dieron la vuelta al marcador), aunque los hombres de Pep Guardiola golearon en la vuelta (4-0) con triplete de Messi y gol de Konko en propia meta.
La temporada pasada se abrió con otra Supercopa para el Barça merced a dos triunfos: 0-2 en el Sánchez Pizjuán (Luis Suárez, Munir) y 3-0 en el Camp Nou, (Arda –2– y Messi).

Novena sevillista
El Sevilla ha vuelto a ratificar esta temporada el gusto por jugar finales en los últimos tiempos y en entre ellas las de la Copa, a la que accede por cuarta vez en lo que va de siglo XXI y por novena en el historial del torneo, del que quiere ahora su sexto trofeo de campeón.
Conquistó el trofeo bajo la denominación de la Copa del Generalísimo en 1935 (Sabadell, 3-0), 1939 (Racing de Ferrol, 6-2) y en 1948 (Celta, 4-1) y la Copa del Rey en 2007 Getafe (1-0) y en 2010 (Atlético de Madrid, 2-0). 
Se tuvo que conformar con el subcampeonato en 1955 (Athletic, 0-1), 1962 (Real Madrid, 1-2) y en la reciente final del 2016 (Barcelona, 0-2).

El Barça ganó cuatro finales al Sevilla y solo perdió una