Los griegos no ceden

GRA244. GETAFE (MADRID), 05/04/2015.- El defensa del Getafe Carlos Vigaray (i) pelea un balón con el centrocampista del Deportivo de La Coruña Lucas Pérez, durante el partido de la vigésima novena jornada de la Liga de Primera
|

 

El PAOK es inflexible, al menos en el inicio de las negociaciones para que el Depor se haga con la propiedad o parte de Lucas Pérez. La primera palabra que dieron los griegos fue de 2,5 millones de euros por el traspaso del futbolista. Luego ya harían cuentas con el Karpaty, que también tiene parte de los derechos. El club herculino no puede llegar a una inversión cercana al millón de euros, no mucho más. Los helenos se mantienen en sus números iniciales.
De hecho, la rebaja que manejan en Salónica es de unos 300.000 euros. El PAOK quiere, por tanto, 2,2 ‘kilazos’ por el jugador de Monelos, algo impensable para el Deportivo.
Otros clubes que se han puesto en contacto con la entidad griega han preguntado por el precio se salida y se han encontrado con las mismas cifras. Málaga y Villarreal, los más interesados por hacerse con los servicios de Lucas además del Depor, tampoco están dispuestos a llegar a las cifras que maneja el club blanquinegro.

¿Otra cesión?
El Depor planteó dos posibilidades muy claras. La primera de ellas era hacerse con parte de los derechos de Lucas invirtiendo ‘ese millón’ que tiene en caja para la operación. Los griegos prefieren no compartir de nuevo la propiedad del coruñés, como les ocurre ahora con el Karpaty, así que la opción ‘a medias’ también parece complicada.
Otra esperanza que se desvaneció es la de una nueva cesión. El PAOK no contempla un nuevo préstamo ni por asomo, o al menos es lo que se traduce de los primeros movimientos en las negociaciones.
En este sentido hay que recordar que los helenos se gastaron una buena cantidad de dinero en Lucas Pérez, en total unos cinco millones de euros, y quieren recuperar parte de lo invertido. Una de las ventajas que tiene Lucas a la hora de negociar con su club de propiedad es que mantiene una gran relación con presidente y directivos, pero el dinero es el dinero y aunque siempre es mejor un buen clima para negociar, ‘el buen rollo’ no va a ser definitivo para ablandar las posiciones helenas.
Las posturas están muy alejadas pero, al menos, se negocia por Lucas Pérez. Las negociaciones siguen en pie, nada está roto y las partes tratarán de seguir avanzando para hacer real el sueño de Lucas y la afición coruñesa. n

Los griegos no ceden