Culleredo contrata las obras para atajar los problemas de inundaciones en Boedo

En la construcción del viaducto se emplearon cien metros de vigas
|

El Ayuntamiento de Culleredo  atajará las inundaciones de Boedo. El problema, derivado de las obras de construcción de las vías del AVE, afecta desde hace años a los vecinos de este núcleo de la parroquia de San Silvestre de Veiga. Aquellos trabajos supusieron la supresión de la antigua tajea, una estructura que recogía las aguas de los montes e impedía así que bajaran por la carretera actual, según explicaron este lunes desde el gobierno local que preside Julio Sacristán.
A raíz de la intervención, se incrementaron los arrastres y acumulaciones de agua en una de las principales vías de comunicación de la parroquia y ahora, a fin de corregir el problema, la administración municipal ha decidido construir una nueva canalización para recoger el agua de la lluvia en Boedo. De esa forma se eliminarán posibles inundaciones en esta carretera que enlaza el núcleo con Vista Alegre.

Características
Las obras consistirán en la construcción de una nueva tajea y del colector de pluviales, además de rebajar la calle actual, así como la pavimentación y el aglomerado de la vía, añaden fuentes del Ayuntamiento de Culleredo.
En este sentido, el gobierno local señala que, con esta actuación, que ejecutará de forma inminente, pone los medios para aumentar la seguridad vial para los vecinos, dando respuesta a una de las principales necesidades de los residentes en Boedo.
En este momento, el consistorio tramita la contratación de los trabajos, para los que cuenta con un presupuesto de 60.000 euros y que prevé llevar a cabo durane el mes de enero de 2014.
El viaducto construido en Boedo fue una de las actuaciones más complejas de cuentas ejecutó la administración dentro del proyecto de la alta velocidad a su paso por Culleredo. Así, a finales de mayo del año 2008, completado el tramo del viaducto, el alcalde cullerdense reconocido que, levantado el viaducto, las obras habían superado el “punto crítico” del núcleo de Boedo.

Culleredo contrata las obras para atajar los problemas de inundaciones en Boedo