El circo de Culleredo destaca su trayectoria y el Ayuntamiento su legalidad

|

El circo "Coliseo" instalado estos días en O Burgo, en la localidad coruñesa de Culleredo, se remonta a varias generaciones, por lo que asegura saber bien cómo ha de hacer su trabajo para ofrecer un gran espectáculo, que además el Ayuntamiento avala porque cuenta con todos sus papeles "en orden".

Así lo han explicado a Efe el propietario del circo, Francisco de la Torre, y el jefe de servicio de la Concejalía de Fiestas de Culleredo, Carlos Traviesas, ante un espectáculo que llegó a esta localidad coruñesa el pasado sábado y se prolongará hasta el próximo 6 de enero.

La Asociación Animalista Libera denunció ayer que en este municipio coruñés se instaló un circo prohibido por las ordenanzas municipales, pues en él "explotan animales", y advirtió al consistorio de que el circo es ilegal por una norma que prohíbe los espectáculos que sometan a los animales a un trato antinatural.

Según esta asociación, las actuaciones estarían prohibidas de acuerdo con la Ordenanza Municipal de Protección del Medio Ambiente aprobada de forma definitiva en el año 2000, una normativa con casi 14 años de antigüedad que refleja el veto a cualquier espectáculo que someta a los animales a trato cruel o antinatural en su artículo 324.

"Si no se detecta maltrato sobre los animales no se puede prohibir el circo", han destacado desde este Ayuntamiento coruñés, y de hecho es la tercera vez que se instala en este municipio "con todos los papeles en regla", insiste su propietario.

El jefe de Servicio de la Concejalía de Fiestas ha abundado en que el circo ha sido autorizado porque cuenta con las reglamentarias condiciones técnicas de sus instalaciones y certificados de sus animales.

En este sentido, Traviesas ha enfatizado que "no tenemos motivos para denegar el circo, como no los tienen otros lugares" como Arteixo, de donde se ha trasladado hasta Culleredo, y de esta última parada partirá hasta Ferrol después de Reyes.

Es más, continúa, no solo "tiene todos sus papeles en orden" sino que "nadie se ha quejado en el Ayuntamiento" del circo, por lo que ha dicho que "la asociación tiene derecho a denunciar pero no se puede denegar una autorización cuando tienen todo en regla", ha reiterado.

Desde el circo, que trabaja con una veintena de animales, entre ellos camellos, osos pardo, tigres, leones, gatos amaestrados, su propietario se pregunta "cómo vamos a maltratar a unos animales con los que vivimos", y que además "están controlados por el Seprona, que les ha revisado la documentación hace dos semanas y han hecho un "informe favorable", ha añadido.

A juicio de De la Torre, "una minoría busca dinero y publicidad" con este tipo de denuncias, pues además, ha argumentado, "no les entra en la cabeza que estos animales que tenemos en los circos son nacidos en cautividad".

"Mi bisabuelo, mi abuelo, ya tenían animales, tigres, osos... y cuando se murieron los viejos se quedaron los jóvenes", recuerda el propietario del circo, que se ha vuelto a preguntar "cómo podemos nosotros maltratar a un animal que pesa 400 kilos".

Su hija, cuenta, trabaja con tigres y leones y consigue que estén juntos, algo que "no es fácil", pero los "acostumbró desde pequeños". "Si entra en la jaula con ellos sin nada y los maltrata, se la comen. No hay nada que hacer".

El circo de Culleredo destaca su trayectoria y el Ayuntamiento su legalidad