Feijóo aboga por fijar unas “reglas básicas” para revisar la financiación

Feijóo saluda a Pedro Puy en el Nueva Economía Fórum | xoán rey (efe)
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió ayer, que ante cualquier reforma constitucional o de la financiación autonómica es necesario antes “acordar unas reglas básicas” que garanticen que se tienen en cuenta “los intereses de los 47 millones de españoles y no de uno o de 17 territorios”.
Durante la presentación del portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, en el desayuno informativo organizado por Nueva Economomía Fórum-Tribuna Galicia, el presidente gallego reiteró que él aboga por “perfeccionar” los “instrumentos de convivencia” en España, pero rechaza que se haga “a costa de cuestionar en su conjunto” el modelo actual.
“Y menos antes de acordar unas reglas básicas en cualquier nación que respete al conjunto de los ciudadanos”, agregó y, a modo de ejemplo, recordó que en 2009 “se hizo un modelo de financiación ad hoc para Cataluña”. “Y mira para lo que ha servido”, esgrimió. Por ello, defendió la necesidad de “trabajar con luces largas” y “sabiendo” que las decisiones sobre asuntos “de tanta importancia” como la reforma de la Carta Magna o la revisión del modelo de financiación no deben tomarse “con base en los intereses de uno o de 17 territorios”. “Sino de los 47 millones de españoles que somos hoy y de los que seremos en el futuro”, contrapuso.

Prevenir el “cortoplacismo”
No en vano, Feijóo aprovechó la presentación de Puy, cuyo talante político y vocación de servicio público ha situado en el polo opuesto del “cortoplacismo”, para prevenir contra la “política efectista que persigue resultados inmediatos”. De hecho, se mostró convencido de que “muchos de los grandes problemas del país derivan de la tendencia narcisista que no piensa en una visión de conjunto ni de futuro”.
Como ejemplo, subrayó que “las tres grandes amenazas” que sufrió España en la última década derivan de este tipo de actitudes antes de mencionar la crisis económica, el “crecimiento del populismo” y la “deriva independentista”. Y de dichas situaciones, añadió, “las primeras víctimas siempre son los ciudadanos”.
Por su parte, el portavoz del PPdeG, Pedro Puy, durante el coloquio posterior a su intervención, defendió que “nadie debe tener miedo a reformar la Constitución”, pero sí avisó de que, quien promueva hacerlo, “debe decir en qué” se debe cambiar.

Feijóo aboga por fijar unas “reglas básicas” para revisar la financiación