Qué hacer si tienes una emergencia de dinero pero estás en ASNEF

ASNEF
|

Si estás incluido en un listado de morosidad como es el caso de ASNEF, tienes que saber que puedes solicitar financiación cuando necesites dinero. Es verdad que los préstamos tradicionales no te darán el dinero que buscas, pero te puedo asegurar que a través de los préstamos ASNEF no tendrás problemas a la hora de conseguir financiación.

A través de los créditos ASNEF no solo se puede conseguir dinero para pagar la deuda con la cual estamos registrados en el listado de morosidad, sino que también podemos conseguir dinero para otros fines como deudas pendientes o darnos algún capricho. Si usamos el dinero para saldar la deuda, lo que conseguiremos es volver al circuito bancario y en consecuencia luego ya podremos pedir dinero donde queramos.

Normalmente los préstamos con ASNEF se suelen conceder a cambio de una garantía de propiedad inmobiliaria. Se suele exigir que la garantía esté libre de cargas, pero en ocasiones se pueden dar excepciones. El objetivo es tener la garantía de que vamos a poder hacer frente al pago de la deuda, bien sea a través de las cuotas mensuales o a través del aval que estamos presentando.

¿Cómo funciona un préstamo con ASNEF?

Lo primero que tenemos que hacer es evaluar el mercado y quedarnos con la mejor opción. Personalmente te recomiendo buscar la financiación en CreditoParticular, donde podrás conseguir de una manera sencilla el crédito ASNEF que estás buscando.

Tienes que saber que el funcionamiento de los préstamos ASNEF es muy sencillo, a pesar de que algunas personas se empeñan en decir que son muy complicados. Solo hay que presentar la solicitud y la empresa estudiará tu situación económica teniendo en cuenta el aval que estás presentando. En caso de que todo esté correcto, solo hay que firmar el préstamo y podrás disfrutar del dinero. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que el dinero lo tendrás que devolver en cómodas cuotas y si no lo haces, entonces perderás el aval que has presentado para obtener el dinero. A la hora de presentar un inmueble en propiedad como aval, el mismo puede ser una vivienda, local, nave, terreno, plaza de garaje… todo vale. Lo importante es el valor que tenga en el mercado. Dependiendo de su valor, podrás acceder a una línea de crédito mayor o menor.

Pasos para solicitar el préstamo ASNEF

En unos sencillos pasos podrás tener le dinero en tu poder, gracias en parte a que los préstamos online son mucho más fáciles de conseguir.

Solicitud: es el momento en el cual presentas tu intención de solicitar un préstamo a través de la empresa. Para presentar la solicitud tendrás que rellenar un pequeño cuestionario. Si no te apetece, también puedes presentar la solicitud a través de una llamada. Todo dependerá de lo que más te interese.

Estudio inicial: cuando la empresa recibe la solicitud pasa a estudiarla. Dependiendo de la empresa a la cual pidamos el dinero, el tiempo de espera puede ser mayor o menor, pero las más rápidas te darán una respuesta en unos 10 minutos, es decir, el proceso es muy rápido.

Envío de la documentación: si la respuesta es favorable, entonces tendrás que enviar online toda la documentación que se te pida. El objetivo es que la empresa pueda comprobar que realmente eres solvente y en consecuencia vas a poder hacer frente al pago. Recuerda, las empresas como los bancos buscan seguridad.

Preparación de la firma: si tras el estudio la respuesta es positiva, será el momento de preparar la firma. En ese caso se hará una tasación del bien que has presentado como aval y a continuación se te presentará la solicitud de préstamo. En la solicitud se te informará de toda la información del préstamo, incluido el interés, tiempo de devolución que hayas demandado, cuota mensual… es importante que comprendas y tengas claro que aceptas los términos. Tomate tu tiempo y si tienes dudas consulta a un profesional para que te oriente. Nunca debes firmar algo que no te da garantías.

Firma: si todo te parece correcto, será el momento de firmar el préstamo. Cuando lo firmes, el dinero te será ingresado en la cuenta bancaria que hayas puesto, recordando que esa misma cuenta será la que se use para los pagos de cada cuota.

Como has podido comprobar, solicitar financiación es muy fácil. Teniendo en cuenta una serie de datos se puede conseguir fácilmente el dinero que necesitamos.

Beneficios de los préstamos ASNEF

Ahora que ya conoces lo fácil que es solicitar un préstamo ASNEF, es el momento de mostrarte algunas de las ventajas que vas a obtener con este tipo de financiación. Aunque te pueda parecer mentira, este tipo de financiación tiene sus ventajas y merece la pena conocerlas. Seguro que así te darás cuenta de que solicitar financiación es una buena opción.

Son rápidos y seguros: una de las principales ventajas es que son préstamos rápidos, es decir, desde que lo comenzamos a solicitar hasta que nos lo conceden pasa muy poco tiempo. Es verdad que el tiempo transcurrido dependerá de la empresa, pero por regla general suelen ser bastante agiles. De media en unas 72 horas se puede tener el dinero, lo que hace que sea de los medios de financiación más rápidos hasta el momento.

No tienen límite de capital: otro punto positivo es que a pesar de ser ASNEF, no tienen límite de capital. La verdad es que podrás conseguir el dinero que necesites, teniendo en cuenta la tasación de la propiedad presentada. Cuanto mayor sea el valor, más dinero podrás conseguir. Eso sí, siempre tienes que tener en cuenta que luego hay que devolver el dinero, por lo que nunca deberás solicitar más dinero del que realmente necesitas.

Plazos de devolución adaptados: tienes la opción de elegir si quieres devolver el dinero en más o menos tiempo. Lo importante es ajustar las cuotas a tus necesidades para conseguir que la cuota mensual no sea un calvario. No te endeudes demasiado si no quieres tener problemas a la hora de pagar las cuotas.

Son cómodos de solicitar online: te puedo asegurar que solicitar este tipo de financiación es muy sencillo, gracias a que todos los trámites los podrás realizar online y sin salir de casa. No tienes que ver a la otra persona, lo cual para muchas personas es un inconveniente. Todo es por internet, lo cual facilita mucho las cosas.

No hace falta tener nómina: otro punto positivo es que gracias al aval no hace falta tener una nómina para conseguir el dinero. Todo facilita mucho las cosas a la hora de conseguir dinero.

Qué hacer si tienes una emergencia de dinero pero estás en ASNEF