ERC y JuntsxCat negocian abandonar la vía unilateral en un borrador programático

Nuria Gibert interviene en un acto por el “sí” en el referéndum | aec
|

ERC y JuntsxCat remitieron a la CUP la semana pasada un primer borrador sobre los puntos que consideran que deben compartir los programas electorales de las formaciones independentistas que incluyen una apuesta por la bilateralidad para solucionar el conflicto político entre Cataluña y el resto de España, y no menciona la unilateralidad, explicaron fuentes de las formaciones.
El documento que publicó “Nació Digital” consta de nueve puntos entre los que destaca el que pide “alcanzar una negociación bilateral con el Estado y con la UE para que se haga posible el acceso de Cataluña a la plena independencia y la efectiva y pacífica articulación democrática hacia la República catalana”.

Acuerdo de país
Otro punto propone impulsar “un gran acuerdo de país, que con voluntad democrática y vocación constituyente, ensanche por medios de instrumentos de toma de decisión y debates participativos, la amplia mayoría ciudadana partidaria de que Cataluña pueda ejercer libremente la autodeterminación”.
Entre los puntos destacados se cuentan el rechazo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, la libertad de los “presos políticos”, la retirada de los efectivos policiales y de las causas judiciales derivadas de la hoja de ruta independentista, incluidas las abiertas contra los responsables del proceso participativo del 9 de noviembre de 2014.
Piden defender las instituciones catalanas ante la “agresión que supone la suspensión del autogobierno” y reclaman al Gobierno central un compromiso ante la comunidad internacional que concrete que respetarán los resultados de las elecciones del 21 de diciembre.
Si en los comicios se confirma de nuevo una mayoría independentista, exigen que el Gobierno “asuma democráticamente los resultados y que no vuelva a actuar ilegítimamente y abusando de su posición de fuerza” contra las decisiones que adopte el Govern resultante, por lo que piden retirar los recursos de inconstitucionalidad sobre normas del Parlament y la Generalitat.

Campaña contra la economía
También piden a la UE velar por los derechos de los catalanes y proponen contrarrestar los efectos de “la campaña contra la economía catalana orquestrada por el Gobierno, que construyó de forma interesada una atmósfera artificial de caos, violencia e inestabilidad para perjudicar a los trabajadores y a la competitividad de las empresas”.
La portavoz del Secretariat Nacional de la CUP, Núria Gibert, advirtió a ERC y a JuntsxCat de que no piensan renunciar a “la vía unilateral”, después de que estas dos formaciones les hayan remitido un primer borrador para acordar varios puntos en los programas electorales que elude esta vía y apuesta por la bilateralidad.
“La CUP no va a renunciar a la vía unilateral porque sería como renunciar a nuestros postulados. Si cuando te amenazan no haces nada, el mensaje que estás dando es que si te amenazan vas a dejar de moverte y casi de existir. No vamos a renunciar, no a lo que somos, sino tampoco a lo que pensamos”, expuso.

La miembro del Secretariat Nacional de la CUP hacía referencia al punto nueve del acuerdo en el que ERC y JuntsxCat piden “alcanzar una negociación bilateral con el Estado y con la UE para que se haga posible el acceso de Cataluña a la plena independencia y la efectiva y pacífica articulación democrática hacia la república catalana”.
“Renunciar a la vía unilateral sería como decir: “No bueno, como el Estado es muy malo y nos pega mucho y hay mucha represión, y amenaza mucho pues dejamos de ser independentistas”. Pues no”, explicó Gibert, que concretó que mantuvieron varias reuniones para tratar de acercar posiciones y que confía en lograrlo.
Tras hacerse público el documento, la CUP quiso mostrar su discrepancia y hacer notar su preocupación por el modo en el que defienden el concepto de república que consideran “vago”.
Creen que cuando abordan la república catalana refieren a un gran pacto social y político para avanzar en líneas “ambiguas” que les recuerdan a las del Pacte Nacional pel Dret a Decidir; algo que ven como un retroceso en términos políticos y sociales.
Gibert cree que una gran parte de la ciudadanía está por la implementación de la república que consideran ya proclamada, por lo que exigen que se hable de ella de forma “honesta, y que se hagan referencias mucho más claras y nítidas” en los programas.

ERC y JuntsxCat negocian abandonar la vía unilateral en un borrador programático