Boris Johnson anuncia que confinará Inglaterra a partir del jueves y durante un mes

31 October 2020, England, London: British Prime Minister Boris Johnson speaks during a media briefing in Downing Street, to announce a nationwide lockdown from Thursday as part of efforts to stop a surge in coronavirus cases. Photo: Alberto Pezzali/PA Wir
|

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció ayer, a última hora de la tarde, un confinamiento nacional para Inglaterra de un mes de duración, desde el próximo jueves hasta el 2 de diciembre, a causa de los alarmantes datos que se extraen de la pandemia del Covid-19.

Esta medida, que pone fin a la estrategia de restricciones locales por la que apostó, hasta el momento, el Gobierno conservador británico, supondrá el cierre obligado de los comercios y negocios no esenciales, así como de toda la hostelería, aunque escuelas y universidades seguirán abiertas.

El anuncio de Johnson llegó el mismo día en que el Reino Unido anunciaba que superaba el millón de casos confirmados en laboratorio desde que estalló la pandemia, con 21.915 nuevos positivos en las últimas 24 horas que elevan el total a 1.011.660.

El primer ministro justificó la medida con el argumento de que si no se produce ahora el cierre puede colapsar la sanidad pública británica (NHS), sometida ya una fuerte presión por el aumento de casos en las últimas horas.

“Los comercios no esenciales y los recintos de entretenimiento cerrarán, y los pubs y restaurantes deberán cerrar excepto para servir comida a domicilio”, señaló Johnson, antes de puntualizar que los lugares de trabajo para la gente que no pueda trabajar desde casa, como la construcción, sí seguirán abiertos.

Menos restrictivo

No se tratará, explicó, de un confinamiento tan restrictivo como el de la pasada primavera, pero sí implicará que no se permita a los ciudadanos salir de sus casas más que por motivos de educación, trabajo o compras de primera necesidad.

También se permitirá una hora al día de ejercicio y el contacto con una sola persona procedente de otra vivienda. Todo ello con el fin, agregó, de que “con estas medidas, seamos capaces de permitir que las familias puedan reunirse en las próximas vacaciones de Navidad”.

Preservación de empleo

El jefe del Gobierno agregó que se va a prolongar el programa de preservación de empleo (los conocidos en España como ERTE), que debía expirar este mismo sábado, durante un mes, hasta diciembre.

El plan será enviado al Parlamento mañana mismo, para su votación el próximo miércoles y su entrada en vigor en la medianoche del miércoles al jueves.

De hecho, el primer ministro se vio forzado a adelantar un anuncio que planeaba hacer mañana en una comparecencia ante la Cámara de los Comunes, debido a la filtración a última hora del viernes de sus planes.

Tras el final de este nuevo confinamiento, “trataremos de suavizar las restricciones, volviendo al sistema por niveles local y regional, según los últimos datos y tendencias”, añadió el primer ministro.

Aunque los sindicatos de profesores ya mostraron sus diferencias con la apertura de los centros educativos, Johnson insistió en que “la escuela es el mejor lugar para que estén los niños, no podemos dejar que el virus dañe su futuro”.

El primer ministro quiso dar motivos para la esperanza al declararse “optimista” sobre la evolución de la pandemia para primavera, ya que ahora se cuenta con la perspectiva de “usar millones de test rápidos y fiables”.

Por ello, en los próximos días las autoridades sanitarias del Reino Unido desplegarán una “expansión masiva” de pruebas de detección del Covid-19. l

Boris Johnson anuncia que confinará Inglaterra a partir del jueves y durante un mes