La Junta pro pazo se reúne el viernes para abordar posibles usos tras la devolución de Meirás al Estado

|

La Junta pro Devolución del pazo de Meirás se reunirá el viernes en la Diputación “para analizar la situación después de la sentencia que obliga a la familia Franco a devolver el inmueble y hacer propuestas de cara los futuros usos del edificio y los terrenos que lo rodean”.

Así lo informó ayer el organismo provincial, que explica que instituciones y entidades han sido ya convocadas “con el fin de retomar los trabajos ante la nueva etapa que se abre después de la resolución judicial”.

Al encuentro, además de representantes de la Diputación, promotora de la misma, han sido convocados representantes de los ayuntamientos de Sada y A Coruña, de la Real Academia Galega (RAG), de las universidades y de las entidades por la recuperación de la memoria histórica.

A ellos se suman “investigadores de especial relevancia en la historia de la recuperación del inmueble como Carlos Babío o los directores de los informes histórico y jurídico encargados por la Diputación, fundamentales en el proceso judicial”, subraya.

En concreto, el informe jurídico dirigido por Xabier Herrera puso el foco “en el contrato simulado que sería el argumento principal del juicio que terminó con la sentencia histórica que retira la propiedad a los herederos del dictador”, remarca el organismo provincial.

Sobre los futuros usos, el diputado de Patrimonio, Xosé Luís Penas, incide en que hay “dos horizontes”, uno consistente en reclamar “que las visitas guiadas recojan ya la historia reciente de la recuperación como bien público y que se elimine ese papel que estaba desarrollando de templo del franquismo”. Al otro, suma abordar los futuros usos del pazo cuando se materialice la devolución.

Abraham e Isaac

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reiteró ayer que el Gobierno gallego no va a autorizar a la familia Franco a sacar de la comunidad autónoma las esculturas del taller del Maestro Mateo que están en el pazo sadense. “Nosotros no tenemos ningún interés en polemizar ni en discrepar con nadie. Y mucho menos con una familia que acaba de perder, al menos en primera instancia, la posesión de un bien que nosotros entendemos que le corresponde al pueblo gallego”, explicó Feijóo a los periodistas en Lugo tras la sentencia que obliga a la familia del dictador a devolver al Estado el inmueble.

Recordó que “en un estado democrático esas cosas se deciden en los ámbitos judiciales y la sentencia es clara y determinante. La propiedad del pazo de Meirás es del pueblo gallego”. Según Feijóo, el Gobierno gallego está “reivindicando y ejerciendo” los derechos de los gallegos.  “Las estatuas han sido declaradas Bien de Interés Cultural desde hace años y la legislación acredita que para moverlas o sacarlas de Galicia se necesita la autorización del Gobierno gallego, autorización que no vamos a dar”, precisó. “Esas estatuas están bajo los parámetros de prudencia judicial, no corresponde sacarlas de la Comunidad Autónoma”, insistió el mandatario.

La Junta pro pazo se reúne el viernes para abordar posibles usos tras la devolución de Meirás al Estado