Rajoy confirma la suspensión de los efectos académicos de las reválidas

A Coruña acogió el miércoles tres movilizaciones contra la Lomce patricia g. fraga
|

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, anunció ayer que el Ejecutivo suspenderá “los efectos académicos de las evaluaciones finales de ESO y del Bachillerato”, las llamadas reválidas, hasta que se alcance el Pacto de Estado por la Educación que prometió durante su discurso de investidura.
Así lo señaló durante su intervención en la Cámara Baja en respuesta a la petición durante este mismo debate por parte del portavoz de los socialistas en el Congreso, Antonio Hernando, para “paralizar ya” estas pruebas y tras la jornada de paro y protestas en el sistema educativo contra la Lomce celebradas este miércoles.
Rajoy apuntó que, hasta que se alcance el pacto, la reválida de Bachillerato “no será necesaria para adquirir el título y tendrá valor únicamente para acceder a la Universidad”. A pesar de ello, matizó que la intención del Ejecutivo no será “derogar” la Lomce ni eliminar las citadas pruebas, sino simplemente “suspender” los efectos académicos de las evaluaciones.
“Insisto a suspender, no creo que tengamos que hablar aquí de derogar. Ya veremos qué es lo que acordamos, pero desde luego el PP será flexible porque éste tiene que ser uno de los grandes objetivos de esta legislatura. No podemos estar de manera continuada cambiando el sistema educativo”, aseveró. A pesar de este anuncio, el plan propuesto por Rajoy coincide con el calendario de aplicación de la Lomce, que establece que este curso escolar 2016-2017 las pruebas de ESO y Bachillerato no tendrán efectos académicos ni serán necesarias para obtener el título de la etapa, aunque sí para acceder a la universidad.
Con esta promesa el candidato a la reelección como presidente del Gobierno pretende dar cumplimiento al acuerdo de investidura con Ciudadanos, a través del cual se comprometía a paralizar los aspectos de la Lomce que todavía no se habían implantado, es decir, las mencionadas evaluaciones.

DECRETO DE SUSPENSIÓN
Fuentes del Ministerio de Educación adelantaron que el Gobierno, cuando se constituya, aprobará un decreto que suspenderá el calendario de aplicación de la Lomce para eliminar los efectos académicos de las evaluaciones de ESO y Bachillerato, es decir, para que no sean necesarias para obtener el título.
También avanzaron que la prueba de Bachillerato solo servirá para acceder a la Universidad y no será obligatoria para los alumnos que no quieran cursar estudios universitarios.
En este sentido y a pesar de que estas pruebas ya no eran necesarias este año para lograr el título, las mismas fuentes han indicado que la previsión del Gobierno va más allá, pues la nueva norma permitirá que estas pruebas sigan teniendo una mera función de diagnóstico si para el curso 2017-2018 todavía no se ha logrado el pacto educativo.
El Ministerio de Educación añadió que los servicios jurídicos de este departamento ya han preparado este decreto para que sea aprobado cuanto antes y, aunque la Lomce es una ley orgánica, su calendario de implantación está en una disposición adicional y no tiene carácter orgánico, de manera que con esta norma se puede modificar.
También explicaron que, una vez que arranque la Legislatura, la orden que regula las características de estas evaluaciones se tramitará con carácter de urgencia, después ser dictaminada por el Consejo Escolar del Estado.
Este anuncio tuvo distinta acogida por parte de los grupos parlamentarios. Ciudadanos lo celebra, mientras que PSOE, Podemos o IU lo ven “insuficiente” y exigen la derogación de las reválidas de ESO y Bachillerato.

Rajoy confirma la suspensión de los efectos académicos de las reválidas