El ANPA del IES Elviña entrega firmas en defensa del servicio de comidas

La entrega de firmas tuvo lugar en el edificio de la Xunta en Nuevos MInisterios | patricia g. fraga
|

Una representación del ANPA del IES Elviña entregó ayer en la delegación de la Xunta 1.662 firmas para que se mantenga el servicio de comidas que ha funcionado durante los últimos diez años en este centro escolar.
La mayoría de los apoyos fueron recogidos a través de la plataforma online change.org y por medio de una iniciativa denominada “No al cierre del servicio de comidas para nuestros hijos en el IES plurilingüe de Elviña”, mientras que hubo alguna que también se recogió en papel porque a algunas personas les resultaba más fácil.
El fondo de esta campaña es tener un encuentro con el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, para plantearle la necesidad de que se mantenga el servicio de comidas que sirvió a este instituto durante los últimos diez años y que actualmente es utilizado por medio centenar de estudiantes.

“Ahora estamos a la espera de que nos quiera recibir el conselleiro”, explica Beatriz Brandariz, presidenta del ANPA. Desde esta agrupación no entienden que el jefe territorial de Educación defienda que el servicio es “ilegal” cuando lleva funcionando un decenio. “¿Qué pasa ahora?”, se preguntan para que se produzca este cambio.

Hace alrededor de un mes se les comunicó que a partir del próximo curso académico se pondría fin a este servicio y se mantuvo hasta el final del presente pero en unas condiciones que no aprueban desde el ANPA.
“Los niños que comen desde el día 6 están a base de platos combinados, no pueden cocinar porque se arriesgan a una sanción administrativa”, asegura Beatriz Brandariz, quien define como “bastante mala” la reunión que mantuvieron hace un mes con el jefe territorial. “Hay algo un poco raro o por lo menos lo entendemos así”, añade.

Única petición
El único objetivo que persiguen es que se mantenga el mismo servicio que hubo durante los últimos diez años. “Lo que nos choca es que no quieren que los niños coman en una cafetería, porque según el jefe territoral es ilegal, pero no les importa que vayan a comer a otra”, indica Brandariz.

El ANPA dará de plazo esta semana a la consellería para que les dé una respuesta o se ponga en contacto antes de iniciar otras medidas como podrían ser concentraciones o manifestaciones, aunque primero esperarán a un posible acuerdo.

La posibilidad de crear un comedor en el instituto es recibida positivamente, aunque desde el ANPA entienden que es algo que debe decidir la Xunta y si lo “ven conveniente ya decidirán cuándo lo quieren hacer”.

El ANPA del IES Elviña entrega firmas en defensa del servicio de comidas