Vecinos de A Cachada exigen que se adecenten los lavaderos

el núcleo de a cachada linda con a laracha patricia g. fraga
|

Exigir las aceras de A Cachada se ha convertido en todo un clásico para los vecinos de la parroquia de Monteagudo. No es para menos, después de cuatro años esperando por ellas y a sabiendas de que todavía les queda, por lo menos, otros doce meses de paciencia. Sin embargo, los que residen en este núcleo reivindican que ésta no es la única carencia: el mal estado de los lavaderos, caminos y desbroces son la queja más generalizada.

“Os lavaderos perden auga”, afirman los residentes que, además, inciden en que la fuente que se ubica en el camino que va desde Monteagudo al Igrexario de Santaia “da pena mirala”.

Consideran escaso
el alumbrado público y también se quejan de los desbroces

Respecto a este punto, desde el Ayuntamiento explican que las fuentes y lavaderos de la parroquia se arreglarán a través de “un plan de empleo”, aunque evitan dar una fecha.

“O alumeado público é pésimo”, aseguran vecinos de la parroquia que continúan con su lista de quejas. Entre ellas, el saneamiento. Exponen que hace más de un año, desde el gobierno local les explicaron que iban a tener una reunión con Augas de Galicia para poner en funcionamiento el saneamiento de la parroquia. Es decir, el bombeo comenzaría a funcionar, y la red dejaría de verter al río. “Desde entón, non sabemos nada”.

 

Señales

Afirman que se sienten “abandonados. Só nos queda dar o salto á Laracha”, lamentan. Ejemplifican esta “orfandad” a la que, a su juicio, les somete la administración local en que, ni siquiera han puesto “as señais da oficina de turismo na parroquia”. Unos letreros que se pueden localizar en la parroquia de Pastoriza o en la de Morás, entre otras.

“Sentímonos abandonados,
só nos queda dar
o salto á Laracha”

En el POS de este año se ha incluido una partida de 100.000 euros para dotar de saneamiento la zona de Frión y Casaldegas, afirman desde el gobierno local.

En este lugar de Frión marcan varias deficiencias que a su entender deberían corregir desde el Ayuntamiento. En este listado aparecen varios caminos como el que une Frión de Abaixo con Beiráns. A mayores, en otra pista denuncian que se acumula restos de obras e incluso hasta un viejo colchón.

Una senda por la que no se puede andar debido a la maleza que acumula, indican los vecinos. En este punto, desde la Concejalía de Obras indican que ya se ha presupuestado la apertura de este camino.

Además, desde el equipo de gobierno sostienen que los residentes de esta parte del municipio se llevan una inversión “per cápita que triplica a la de cualquier otro vecino de cualquier núcleo”, concluyen.

Vecinos de A Cachada exigen que se adecenten los lavaderos