Lorenzo solicita a la Fiscalía que agilice lo máximo posible el desalojo de A Silva

|

El Ayuntamiento dio ayer un paso más para tratar de forzar la salida de los antiguos habitantes de Penamoa del edificio Residencial Finisterre. El concejal de Servicios Sociales, Miguel Lorenzo, presentó ayer por la mañana en la Fiscalía un escrito –acompañado de un informe elaborado por la Unidad de Chabolismo de la Policía Local y de Servicios Sociales– en el que el Ayuntamiento insta al Ministerio Fiscal a adoptar todas las medidas necesarias para que el juzgado dicte el desalojo urgente de las viviendas del inmueble de A Silva.

Tal y como informó el gobierno local, el Ayuntamiento dio este paso “con el fin de velar por los intereses y la seguridad de los vecinos afectados”, al entender que “es parte interesada debido al clima de inseguridad y alarma social generados en la zona”. De esta forma, Lorenzo explicó ayer que la administración municipal pretende colaborar con la Fiscalía, y “poner a su disposición toda la información que el gobierno local dispone sobre presuntas actividades delictivas en el edificio”.

 

La situación > El edil de Servicios Sociales reiteró de nuevo ayer que varias viviendas del edificio fueron ocupadas ilegalmente por personas pertenecientes a varios clanes familiares, que residieron con anterioridad en el asentamiento chabolista de Penamoa, y que, de acuerdo con los datos que maneja el Ayuntamiento, “han estado vinculadas presuntamente al tráfico de estupefacientes durante los últimos años”.

En el gobierno local creen que esta situación podría agravarse ya que “resulta previsible que puedan retomar estas actividades delictivas”, y también “por el efecto llamada”, por lo que entienden en el Ayuntamiento que “es necesario que se dicte una orden de desalojo por la vía de urgencia que resuelva esta situación en el menor tiempo posible”.

“El Ministerio Fiscal es el encargado de vigilar la posible comisión de delitos, por el ello, el Ayuntamiento ha presentado este escrito en el que denuncia actos delictivos”, insistió el Concejal de Servicios Sociales. Lorenzo recordó que esta iniciativa se suma al escrito que llevó el gobierno local al juzgado de instrucción número dos el pasado día 12, en el que solicitaban una orden de desalojo urgente del edificio, y el personamiento en el proceso abierto.

 

Proceso > La ocupación del edificio de A Silva no solo preocupa a los propietarios de los pisos que han sido ocupados, y que ven con desesperación como sus viviendas se deterioran mientras esperan a que la justicia tome una decisión. La ocupación del inmueble también preocupa a los empresarios de A Grela, vecinos de Residencial Finisterre.

Ante esta situación, la asociación del polígono solicitó la semana pasada a la Subdelegación del Gobierno que incremente la vigilancia en la zona, ya que temen que otros espacios sean tomados ahora que se desalojó Penamoa.

 

Lorenzo solicita a la Fiscalía que agilice lo máximo posible el desalojo de A Silva