DJ Amable | “Yo no soy un showman de la cabina, sino de la vieja escuela”

El veterano asegura que el intrusismo se acentuó en los últimos tiempos por el show que ahora acompaña a los DJs
|

DJ Amable estará el próximo viernes en la sala Búnker, lejos de Razzmatazz, donde pincha normalmente, y bajo el sello de San Miguel Music Explorers On Tour a eso de las 01.30 horas. Lleva 30 años en la cabina, tiempo suficiente para saber que cada sesión es única, “en unas te explayas más que en otras, intentas que la gente baile”. A DJ Amable le gusta servir novedades, pero primero le toma el pulso a la pista y según eso, actúa. Se deja llevar por lo que quieren oír o va salpicando éxitos y joyitas personales. Así, su trabajo va más allá de los platos y en su web cuelga semanalmente un top 20. Lo que descubre lo comparte. Para él, simplemente hace lo de un DJ y funciona como una especia de antena, ahora que todo viene fusionado. Asegura que en su puesta en escena caerán clásicos del indie, Franz Ferdinand o Two door Cinema Club, según. Hasta Novedades Carminha es carne de pinchada en un pote donde no faltan Sidonie, The Breeders o La Bien Querida.
El artista escucha música al menos una hora y media al día y consulta blogs especializados porque “antes de 2000 ibas a una tienda a descargar allí tus inquietudes, hoy te informas en las redes y después haces tu selección”. Entre sus últimos fichajes, destaca a Crooked Colours, lo sugiere, igual que recomienda un LP al mes.
Reconoce que cuando sale de su guarida habitual, se da cuenta de que la gente quiere indie nacional. Es entonces cuando Viva Suecia y Dorian cumplen su labor. Contentan al prójimo y sigue.
No le preocupa el intrusismo que hay en su profesión. Lo achaca al show que se solapó a esta forma de hacer música. En este sentido, dice que “yo no soy un showman de la cabina, sino de la vieja escuela, de los que sus amigos mandaron a pinchar” y no volvió más. La afición se convirtió en oficio. Evolucionó para alimentarse hoy de un momento “donde hay más estilos que nunca”. De lo nuevo, se queda con el trap más sofisticado y el Dance Hall por ser cosas diferentes. Aún así, jamás pincha a Maluma.
Defensor de la canción por encima del ritmo, el DJ lamenta su devaluación: “Hay cosas bastante sexistas, pero también si profundizas en las de Los Planetas te encuentras con letras duras”. A nivel electrónico, “los aparatos prácticamente lo hacen todo, casi no tienes que escuchar música, solo hacer que entre bien por los oídos”. Por eso, asume que hay gente que se aproveche de esto: “Es lícito porque le gusta la música”. Programas como Sync, “que nunca he utilizado” les facilitan la tarea porque encaja dos temas solo, algo que DJ Amable hace casi con los ojos cerrados. l

DJ Amable | “Yo no soy un showman de la cabina, sino de la vieja escuela”