La fiscal no ve "ninguna duda" de que el acusado "violó" a su tía

Luis B.S. (3i - de espaldas), acusado de violar a su tía septuagenaria en Vigo en 2007, que cumple una reciente condena de 19 años por unos hechos similares, durante el juicio celebrado este martes en la sección quinta de la Audiencia
|

La fiscal del caso del vigués Luis B.S., acusado de abusar sexualmente de su tía septuagenaria en 2007, no tiene "ninguna duda" de que fue éste quien "violó" a su familiar y no su hermano gemelo, con el que comparte idéntico perfil genético y que fue condenado en 1984 a 18 años por uno hechos similares.

En la segunda jornada del juicio, que ha quedado visto para sentencia, la fiscal ha señalado sobre la aparición de restos de semen con el perfil genético del acusado en los genitales de la víctima, además de en un camisón y en una manta, que "el círculo de sospechosos se cierra" en torno al acusado y a su gemelo.

Sin embargo, ha reseñado que no hay "similitud de comportamiento" entre este caso y el otro por el que Luis B.S. fue condenado recientemente a 19 años por abusar de una vecina octogenaria, con la violación por la que su hermano fue declarado culpable hace tres décadas.

Ha recordado que la víctima del gemelo del acusado, que se acogió ayer a su derecho a no declarar como testigo, tenía entonces 18 años, frente a los 74 de su tía y los más de 80 de la vecina de la que, tres años después, supuestamente abusó Luis B.S.

Fue precisamente a raíz de este segundo caso cuando la Policía comprobó que los restos de ADN que no había podido atribuir a nadie tres años antes, por lo que la causa quedó archivada, coincidían plenamente con los del acusado, del que tomaron pruebas al hallar también en el domicilio de la segunda víctima huellas dactilares.

La fiscal también ha aludido a que el acusado, quien en su declaración final reiteró que es "totalmente inocente", no encontrara una explicación a la aparición de su semen en los genitales de su tía y se desdijera de varias afirmaciones que hizo en la fase de instrucción.

Más allá del rastro de ADN, la fiscal ha enumerado otros indicios como el "modus operandi" "casi idéntico" de las violaciones a las ancianas, ambas a primera hora, tras una irrupción domiciliaria "por sorpresa" y con el uso de una media para ocultar el rostro; y a la cercanía del lugar de residencia del acusado y el de las víctimas.

El abogado de la defensa ha considerado, por su parte, que la única prueba de cargo, los restos de ADN de su patrocinado, no tienen "suficiente entidad" para quebrar el principio de presunción de inocencia, basándose en las conclusiones de los peritos de que el perfil de los gemelos univitelinos es idéntico.

Respecto a los indicios aludidos por el ministerio público, ha recordado que también el hermano del acusado vive en Vigo y en "una zona próxima", y que ambos sabían dónde tenía su residencia su tía, a la que habían visitado en alguna ocasión.

También se ha preguntado cómo la víctima no reconoció en el agresor a su sobrino, cuando lo conoce "desde pequeño".

El abogado cree que la prueba documental aportada, la nómina en la que figura que el acusado cobró 12 días porque los 18 restantes hubo huelga del sector metal, demuestra que el día de autos, el 2 de mayo de 2007, fue a su centro de trabajo, una empresa de reparación naval.

Respecto a la declaración de un compañero de trabajo del acusado que ayer afirmó en su condición de testigo que ese día Luis B.S. lo recogió a primera hora en su coche, la fiscal ha anunciado la presentación de una denuncia por falso testimonio.

Acusación y defensa han elevado a definitivas las peticiones recogidas en sus respectivos informes: una pena de 19 años de cárcel por los delitos de allanamiento de morada, abusos sexuales y robo con fuerza -a la víctima le sustrajeron una tarjeta bancaria y 30 euros-, con el agravante de disfraz, frente a la libre absolución.

La fiscal no ve "ninguna duda" de que el acusado "violó" a su tía