La Xunta buscará mediar en el conflicto laboral en Alu Ibérica

Las concentraciones continuaron durante el día de ayer frente a la fábrica de la carretera de Baños de Arteixo | pedro puig
|

La huelga indefinida de la planta de Alu Ibérica (la antigua Alcoa) en A Coruña cumplió ayer su tercer día cuando el  vicepresidente segundo del Gobierno gallego y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, recibió a una delegación de los trabajadores. El objetivo de estos era arrancarle un compromiso de que el Gobierno autonómico intervendrá para poner fin al conflicto laboral pero Conde solo garantizó que solicitará “de inmediato” la mediación de la autoridad laboral de la Xunta.

 “Desde el punto de vista laboral, tenemos que intentar encontrar una solución, no solo para abordar el despido de una trabajadora, sino también para buscar una solución, con el fin de que, desde la gestión ordinaria, la situación laboral sea la que corresponde”, declaró Francisco Conde.

Por otra parte, ha solicitado al Ministerio de Industria la convocatoria de la Mesa Técnica Industrial de Alu Ibérica para “identificar el grado de cumplimiento” de los requisitos firmados en julio de 2019 con la venta de las plantas de A Coruña y Avilés de Alcoa a Parter Capital.

El conselleiro declaró que el objetivo de la Xunta es que “en julio de 2021 haya continuidad del empleo y la actividad industrial”. Esa es la fecha en la que vence el plazo establecido en el acuerdo de compraventa entre Alcoa, la propietaria original, y Parter Capital: un acuerdo de dos años durante el que se garantizaba el empleo para toda la plantilla. Pero el fondo suizo luego, sorpresivamente, vendió un 75% de la fábrica a Grupo Riesgo. Fue un movimiento que los trabajadores denunciaron como “ilegal”. De hecho, Alcoa paralizó entonces la inversión millonaria a la que se había comprometido en el acuerdo auspiciado por el Gobierno.

Desde la plantilla aseguran que Riesgo no tenía ningún plan industrial para la fábrica ni la menor intención de volver a encender los hornos de electrolisis que permiten fabricar aluminio primario.  Los trabajadores llevan pidiendo la intervención pública de la empresa desde hace casi un año, como única salida para evitar el cierre de la planta.

El presidente del comité de empresa de Alu Ibérica A Coruña, Juan Carlos López Corbacho, pidió de nuevo a la Consellería de Emprego para que “tome cartas en el asunto” y se establezca “un mínimo de comunicación” con la dirección para solucionar los problemas del día a día.

La Xunta buscará mediar en el conflicto laboral en Alu Ibérica