Los disconformes con las candidaturas son legión en Os Castros y Los Rosales

|

La de los votos en blanco es la forma que tienen los ciudadanos de expresar en las urnas el mensaje de que las candidaturas que se presentan a las elecciones –en este caso con la intención de dirigir la ciudad– no les convencen. Aunque siempre cabe la posibilidad de un despiste, el tradicional votante en blanco quiere dejar claro que está disconforme con las listas. El domingo, casi 2.500 coruñeses fueron a los colegios electorales con el propósito de lanzar esa idea, especialmente, en dos de los distritos.
Entre los vecinos de Os Castros, Monelos, Matogrande y Someso, que conforman el distrito más poblado, el 7, 573 se manifestaron a través de sobres vacíos contra las opciones que proponían las fuerzas políticas para el 24-M. Tanto es así, que en una de las mesas el número de votos en blanco (28) superó al que consiguieron seis de las nueve listas.
Que los votos en blanco fuesen más que los apoyos a más de la mitad de las candidaturas es un patrón que se repitió en varias de las mesas de prácticamente todos los distritos. Especialmente, en el 5, el de Los Rosales, Labañou, Alfredo Vicenti y Manuel Murguía, donde en un buen número de mesas UPyD, Pacma, Alternativa dos Veciños y Ciudadanos sumaron menos papeletas que las de la candidatura de los que no quieren elegir ninguna opción. Solo los partidos tradicionales y Marea Atlántica se impusieron a esta corriente, que representa el dos por ciento de los votantes de la ciudad, con 2.486 personas.

nuevas formaciones
Subiendo un escalón en el análisis y pasando de las mesas a los distritos, solo hay uno en el que el número de votos en blanco no supera a los sufragios obtenidos por tres de las nuevas candidaturas de los comicios: UPyD, Pacma y Alternativa dos Veciños.  En ese caso, esta última formación obtiene seis apoyos más.
La superioridad de los disconformes es, no obstante, clara, dándose incluso la circunstancia de la suma de los votos de las dos formaciones con menos apoyos es inferior al de los sobres vacíos. Así sucede en todos distritos excepto el 2 (Monte Alto, Zalaeta y Adormideras) y el 9 (Elviña, A Zapateira, Mesoiro y Pocomaco).
A pesar de que el número de votantes en blanco ha disminuido casi en 2.000 personas, desde los 5.357 de las elecciones municipales de 2011, la representación en los distritos ronda el dos por ciento de media. En Cuatro Caminos, Juan Flórez, A Palloza –distrito 3–, Los Rosales, Labañou, Manuel Murguía, Alfredo Vicenti – distrito 5– , Palavea, Pedralonga, Eirís, As Xubias –distrito 8– y O Ventorrrilo, A Grela, Bens, Nostián, Penamoa y A Moura –9 el número de votantes en blanco supone el 2,5 por ciento del total de los vecinos que el domingo acudieron a las urnas.

Los disconformes con las candidaturas son legión en Os Castros y Los Rosales