Educación convocará una “amplia” OPE en 2018 que abarcará jubilaciones y plazas de estabilización

El conselleiro de Educación explica en el Parlamento de Galicia el proyecto de presupuestos para 2018 | lavandeira jr. (Efe)
|

La Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria convocará una nueva oferta de empleo público en 2018 que, sin anticipar cifras, será “lo más elevada posible”, con el objetivo de abarcar tanto las jubilaciones docentes como una parte “muy importante” destinada a estabilizar profesionales que no cuentan con plaza, para así reducir el número de interinos.
Esta OPE, explicó el conselleiro Román Rodríguez, incluirá ocho especialidades en el cuerpo de maestros. En concreto, educación infantil, inglés, francés, educación física, música, pedagogía terapéutica, audición y lenguaje y educación primaria.
Además, se incluirán plazas para secundaria en lengua castellana y literatura, geografía e historia, matemáticas, física y química, biología y geología, inglés, orientación educativa, tecnología, lengua gallega y literatura, intervención socio comunitaria, organización y gestión comercial, organización y proyectos de sistemas energéticos, procesos diagnósticos clínicos y productos ortoprotésicos, procesos sanitarios y sistemas electrotécnicos y automáticos.
La convocatoria abarcará también especialidades de FP (estética, instalaciones y mantenimiento de equipos térmicos, operaciones de producción agraria, procedimientos de diagnóstico clínico y ortoprotésico, procedimientos sanitarios y asistenciales, procesos comerciales y servicios de restauración), junto con oposiciones de catedráticos de música y artes escénica y de paso del cuerpo de maestros a secundaria (y de este etapa a Escuelas Oficiales de Idiomas).
Rodríguez compareció en la Comisión 3º de la Cámara para detallar las cuentas de su departamento para 2018, que representan el 22,31% del presupuesto no financiero de la Xunta y que ascienden a 2.392,7 millones de euros, un 3,34% más.
Con todo, Olalla Rodil, por parte del BNG, lamentó que las cuentas evidencian “que no se piensa revertir” los “fuertes recortes de los últimos años”, a pesar de incrementar los recursos.


En contraposición, critició el “blindaje” del modelo privado-concertado, con 1.500 millones hasta 2023 y una nueva partida de 360.000 euros para personal de atención a las necesidades educativas en estos centros, “que en muchos casos no tiene la pública”. Unas cuentas, dijo, que “pasan de puntillas” por la cultura y la lengua, “relegadas a segundo plano” con aportaciones tres veces y un 50% menores que en 2009, respectivamente.
Luis Álvarez, del grupo socialista, también criticó unas cuentas “profundamente continuistas, incluso en sus errores”, con nulo apoyo a bibliotecas y “dejadez” por el idioma y la cultura, algo “inaceptable”. El diputado socialista avisó de que el proyecto prevé “idéntica cantidad de docentes que en 2017”, por lo que la OPE se dirige a reducir el número de interinos y no aumentar profesorado.
Por parte de En Marea, Luca Chao censuró que a lo largo de los años se han dejado de destinar 2.421 millones desde 2009 a través de recortes reiterados. En este caso, unas cuentas “insuficientes” e “insolidarias” y “anticulturales” donde la prioridad “no es la igualdad, la equidad o al inclusión”, con becas que “endurecen requisitos” en las que “más personas quedarán fuera”.
Al respecto, César Fernández Gil (PP) reprochó el interés de “mantener el dogma de fe” de la oposición, intentado “sostener su discurso” frente a un aumento “innegable” del presupuesto.

Educación convocará una “amplia” OPE en 2018 que abarcará jubilaciones y plazas de estabilización