La ayuda para las obras de los edificios del Pepri alcanzará el 80% del coste

La calle Real se encuentra afectada por el ámbito de protección Pepri patricia g. fraga
|

Unificar criterios estéticos en las edificios ubicados en la zona histórica de la ciudad. Con esa finalidad nace una ordenanza para regular la concesión de subvenciones en el ámbito Pepri (Plan Especial de Protección y Reforma Interior), que a afecta a los barrios de la Ciudad Vieja, Pescadería y As Atochas, y que el Ayuntamiento aprobará de manera inicial en el pleno del próximo lunes.
La normativa es un complemento para tratar de lograr los criterios que se establecen en el nuevo Pepri, que se encuentra en fase de revisión desde su aprobación inicial el 10 de diciembre del año pasado. En el documento se establecen los criterios para la conservación del conjunto del patrimonio. Y ahí juegan un papel fundamental las condiciones estéticas urbanas de los edificios. Para tratar de incentivar a los propietarios a que acometan las reformas de sus edificios, el Ayuntamiento creo una bolsa de ayudas anual para financiar las obras de reparación y pintura de fachadas exteriores de los inmuebles, incluyendo la retirada de cableado, y la sustitución de carteles o rótulos en los bajos comerciales. En el caso de la rehabilitación de fachadas, las subvenciones municipales pueden alcanzar el 80% del total del coste de la reforma si se trata de inmuebles con algún tipo de protección. El gobierno local concederá un máximo de 4.000 euros por vivienda. En el resto de los edificios, las ayudas municipales podrán cubrir hasta el 60% del precio final de la obra.
En la eliminación de carteles y rótulos, el Ayuntamiento se hará cargo de hasta el 70% de los gastos que supongan los trabajos, con un límite máximo de 2.000 euros por cartel sustituido.

bolsas anuales
La convocatoria de ayudas será anual, y el Ayuntamiento determinará la cantidad en función de los recursos disponibles. También, de forma anual, elegirá el ámbito concreto del Pepri que tendrá prioridad a la hora de conceder los fondos municipales. Por el momento, el gobierno local ya reservó una partida inicial de 250.000 euros –200.000 euros para arreglos en fachadas y 50.000 euros para cartelería– para el próximo año, que otorgará tanto a comunidades de vecinos como a propietarios. En el caso de los carteles, también podrán acceder a las ayudas los inquilinos de los locales con autorización del propietarios.
El gobierno local fija como criterios para acceder que los inmuebles no tengan expedientes de infracción urbanística; que cuenten con el acta favorable de Inspección Técnica de Edificios y que presente informe de evaluación del inmueble. Las ayudas se otorgarán a fondo perdido y no serán compatibles con otras subvenciones públicas para la misma finalidad. En la ordenanza se establece que las obras no se podrán realizar antes de la inspección previa, por lo que, en caso de urgencia, deberá especificarse esta circunstancia a la hora de solicitar la subvención.
Si los fondos no son suficientes para cubrir la demanda existente, el Ayuntamiento confeccionará una lista de espera, con una vigencia de dos años.

La ayuda para las obras de los edificios del Pepri alcanzará el 80% del coste