El Gobierno aprueba el proyecto de la pasarela peatonal de Pedralonga

La pasarela se instalará delante del centro comercial Alcampo | pedro puig
|

El Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) aprobó el proyecto de construcción “Seguridad Vial. Pasarela de Pedralonga. Carretera AC-11 P.K. 3+550” cuyo presupuesto de licitación asciende a 1,5 millones de euros. Aunque este anuncio se ha demorado años, para la alcaldesa, Inés Rey, es fruto de la “comunicación constante” con el Ministerio y agradece a Pedro Sánchez “esa interlocución que se hace patente con la aprobación de este importante proyecto”. 

Esta obra está pensada para establecer un itinerario peatonal seguro entre los núcleos de Pedralonga y Palavea a la altura del enlace viario entre la AC-11 la carretera N-550, frente al centro comercial Alcampo. Pero también incluye la urbanización de los viales y aceras y reposición de servicios afectados, como una parada de autobús. 

La presencia del centro comercial genera mucho trasiego de peatones que cruzan la carretera sin ninguna protección, volviendo inseguro el entorno, y aunque rara vez se ha registrado ningún accidente grave en la zona, la preocupación es constante. 

La pasarela tendrá una longitud de 49,61 metros, un ancho útil de tres metros, y la pendiente máxima será de 6% para cumplir con la normativa de accesibilidad. El vano central, bajo el que pasará el tráfico, tendrá 40 meros de largo y no se instalará un pilar en la mediana, que podría aumentar el riesgo para el tráfico. Una segunda rampa salvará el desnivel entre la calle del Lugar de Palavea Vieja y el aparcamiento, justo donde se halla ahora la escalera peatonal. 

Mejora de Alfonso Molina
Hay que tener en cuenta que la pasarela de Pedralonga está incluida dentro del proyecto de mejora de la avenida de Alfonso Molina, que ha sido postergado indefinidamente en los Presupuestos Generales: a principios de 2018, el entonces ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunciaba la aprobación definitiva del proyecto de 19,1 millones de euros que permitiría ampliar en un carril en cada sentido la AC-11 entre el tramo que discurre de la AP-9 a la avenida de San Cristóbal. Fomento ya anunció entonces que el proyecto se dividiría en tres contratas, “con el fin de agilizar las obras”, una para la ampliación en sí, otra para la pasarela de Pedralonga y la tercera, para la integración ambiental. Casi tres años después, se licita la pasarela.

El Gobierno aprueba el proyecto de la pasarela peatonal de Pedralonga