La alta cocina y los platos de fusión también viajan sobre cuatro ruedas

El Ideal Gallego-2016-12-08-011-daafd0f9
|

La Feria de los Autónomos de Galicia, Femaga, no es una cita en la que las opciones se limiten a la compra. En su XXIII edición el certamen ofrece al público un nuevo atractivo por el que acudir a ExpoCoruña: la gastronomía.
Habitualmente se degustan embutidos o bacalao, salpicados por algunos dulces, pero en esta ocasión el top de la modernidad es la oferta culinaria que ha viajado sobre cuatro ruedas hasta A Coruña. En el lateral de la gran cristalera, frente al Coliseo, un total de ocho gastrofurgonetas hacen las delicias de los que se atreven a degustar todos los sabores que caben en uno de estos vehículos tan de moda.
Los visitantes tienen la opción de escoger entre pizzas, hamburguesas de buey y ternera gallega, platos tradicionales de distintos países, pavo... Y todo ello aderezado con los mejores sabores de postre. Hasta hace unos días incluso se ofrecían pulpo y tostas dentro del Lucus Food Bus, un autobús de dos plantas reconvertido en restaurante.
Pero todavía queda una jornada de feria por delante y muchos productos que catar. Algunos de inspiración venezolana como los que tienen en Arepa Olé, un food truck que no es nuevo en la ciudad. Ya estuvo en un evento anterior y sus arepas conquistaron a mucha gente. “Ofrecemos tequeños, arepas, cachapas, plátano maduro”, cuentan mientras preparan una tanda. Los trabajadores, que recorren Galicia con Vilagarcía como base –aunque la franquicia es de Madrid–, también disponen de algunos refrescos y cervezas de importación.
En La Pavoneta, un negocio transportado por la A8 desde Gijón, disponen de “jamoncito de pavo ahumado” que se incluye en preparados con el típico muslo que los americanos comen con las manos, nachos caseros, pechuga con macerado de cítricos... Da la casualidad de que el pavo es gallego, de Coren, y que desde que abrieron en julio compraron “tonelada y media”.
Este puesto, que ahuma dentro con roble que los propios responsables reducen a virutas, destaca por ser uno de los tres food truck de España que cuenta con el reconocimiento de apto para celíacos, tanto en el menú como en los postres y las bebidas.
El postre ideal para estos días de calor solo está unos pasos más allá, en Bicos de Xeado. La mayoría de los clientes se deciden por los tradicionales, pero los aventureros pueden probar el helado “de requeixo con figo caramelizado ou de café de pota”.

La alta cocina y los platos de fusión también viajan sobre cuatro ruedas