Cerca de 80 policías vigilarán el aparcamiento irregular en las calles

03 octubre 2019 A Coruña.- La Policía Local aumenta la presión contra el estacionamiento indebido en toda la ciudad Unos agentes del 092 multan una furgoneta que estaba estacionada en una parada de bus en Juana De Vega
|

Cerca de 80 policías locales en el turno de la mañana y unos cincuenta por la tarde se encargarán de velar para que los conductores aparquen correctamente, sin contar las cámaras que se sitúa en los semáforos de las calles más transitadas, como puede ser la avenida de Oza, Juan Flórez o Fernando Macías. Hoy comienza de forma oficial la implantación de la política de tolerancia cero a las infracciones como al doble fila o el aparcamiento en zona de carga y descarga y los agentes municipales tienen instrucciones de la alcaldesa, Inés Rey, de impedirlo, aunque no pertenezcan a la sección de Disciplina Vial.

Conviene recordar que no todas las cámaras estarán activas hoy, sino que se irán poniendo en servicio a lo largo de la semana. Por otro lado, los ocho motoristas del 092 se han pasado de Seguridad Ciudadana a Disciplina Vial para acudir a los lugares donde más se les necesite, y se pedirá a todos los agentes que se impliquen en esta tarea. Pero se espera que la presión policial llegue a su punto más alto a finales de año, cuando 18 agentes se incorporarán a la plantilla coruñesa, lo que permitirá aumentar la vigilancia y, consecuentemente, las sanciones, aunque el Ayuntamiento niega cualquier afán recaudatorio.

Por el centro

El objetivo, como señaló la alcaldesa cuando presentó la medida, es prevenir y corregir los malos hábitos que provocan trastornos en la movilidad urbana y, sobre todo, que generan problemas en cuanto a la seguridad de peatones y usuarios de las vías se refiere pero la regidora advirtió que prácticas como la doble fila, muy extendida por la ciudad en calles del centro como la de Marqués de Pontejos, Juan Flórez o Oidor Gregorio Tovar, persisten en el tiempo y parecen gozar de “impunidad” debido a la “inexistencia de políticas correctoras”.

El año pasado, las multas por aparcamiento indebido sufrieron un desplome considerable, de entorno a un 17%, con respecto al año anterior. Descontando las sanciones tramitadas a través de las cámaras de La Marina, que son la mayoría, en 2017 se tramitaron 24.648 multas bajo el epígrafe “ayuda a la movilidad”, mientras que en 2018 fueron 20.316. En el caso de la carga y descarga el descenso fue aún mayor, pasando de 2.819 a 1.679. En cuanto a la doble fila, se pasó de 1.235 a 962 en solo un año, lo que evidencia falta de actividad sancionadora.

Cerca de 80 policías vigilarán el aparcamiento irregular en las calles