Añorando pensar en mañana

Fran y Mauro, el día de su despedida en el Estadio de Riazor, recibiendo el cariño de su gente| archivo
|

Lo importante es el día a día, pero la lucha personal y colectiva de club y trabajadores contra la crisis no es óbice para dejar de pensar en los proyectos de futuro que el consejo de administración blanquiazul tiene en mente.

Lo que ocupa y preocupa ahora es la salud. La vuelta al trabajo en las próximas semanas de la manera más segura. Posteriormente el regreso a la competición, acabar la Liga manteniendo la categoría y certificar la ampliación de capital de la sociedad en la asamblea, pospuesta desde mediados de marzo.

Pero la actividad no para, como lo demuestra el área social del Depor, o la de comunicación, mientras que los asesores deportivos siguen acumulando información para estar preparados de cara a la confección de la plantilla de la próxima temporada.

 

Figuras esenciales

Siempre se habla de este papel, el futbolista de abolengo en la historia del club, con mucho peso deportivo y social y –evidentemente– con capacidad para trabajar.

En estos días de confinamiento, los medios deportivos locales despliegan un enorme número de interesantes entrevistas con jugadores que han dejado huella en el Deportivo. Cuando se habla con los futbolistas, siempre salen dos nombres, Fran y Valerón.

En el caso del primero, es un deseo que el presidente tuvo ya desde su primera etapa en la entidad. Su preparación en clubes como el Barcelona o el Manchester City, su experiencia docente con los más jóvenes, por ejemplo, en sus campus, son los avales profesionales que presenta el ‘10’ para el fútbol base. Amén de su historia en el club.

Valerón es otro referente. Si en el caso del de Carreira hay alguna discusión que viene de largo, con el ‘21’ no hay debate.

La opción de entrenar el filial la próxima temporada haciendo un tándem con Manuel Pablo encanta a los aficionados blanquiazules. En el primer equipo tampoco hay discusión con Vázquez y sus colaboradores.

El ‘próximo’ Deportivo pasa por determinados cambios, también en instrumentos que deben ser más notables en el día a día del club, como su Fundación.

Aunque desde este ente se ha trabajado en varias campañas sociales, como donación de sangre, con otras donaciones y colaboraciones, su papel debe ser más preponderante y el consejo maneja muchas ideas.

Son solo pinceladas a un cuadro de 8x8. Todos los que forman el RC Deportivo saben que lo más importante está en Riazor, donde se ganan los partidos, en el campo. Si el balón no entra y no hay aficionados, no hay fútbol ni club, ni futuro. Precisamente para conseguir que lo haya deben darse todos los pasos y, a pesar del momento que vivimos, en ellos se trabaja.

Añorando pensar en mañana