El responsable de Adif investigado declara al juez: “No sé que es una evaluación integral de riesgos, pues no existe”

GRA307. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27/07/2017.- El que fuera director de Seguridad de Adif cuando se produjo el accidente de Angrois, Andrés Cortabitarte, a la salida de los Juzgados de Fontiñas, seguido por familiares de víctimas, esta
|

El cargo de Adif investigado por el accidente del tren Alvia ocurrido en Angrois el 24 de julio de 2013, que dejó 80 muertos y 144 heridos, afirmó la semana pasada ante el juez que no sabe “lo que es” una evaluación integral del riesgo porque ese “concepto”, dijo, “no existe en ningún sitio”.
“No sé lo que es una evaluación integral de riesgos, porque no existe en ningún sitio el concepto de evaluación integral de riesgos”, señaló en su declaración del pasado 27 de julio Andrés Cortabitarte, director de seguridad en la circulación de Adif entre 2006 y 2013 al que se le atribuyen 80 supuestos delitos de homicidio y 144 de lesiones por imprudencia profesional grave.
En su comparecencia, a la que tuvo acceso Europa Press, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, Andrés Lago, preguntó a Cortabitarte –que solo le respondió a él, al fiscal y a su abogado– al comienzo de su interrogatorio por el “objeto fundamental” de la instrucción, que en este momento se centra en la evaluación integral de riesgos, que es aquella en la que se ponen en interrelación los diferentes subsistemas del sistema ferroviario. De hecho, la Audiencia Provincial de A Coruña avaló que Andrés Cortabitarte esté investigado en la causa al ver “indicios de una actuación deficiente, por incompleta y parcial, en la evaluación de riesgos”.
Más adelante, todavía ante el magistrado, el alto cargo del administrador de infraestructuras ferroviarias aseguró que “no es necesario” hacer esa evaluación integral “o completa”, como se acabó refiriendo a ella el juez, después de que uno de los peritos, el designado por la Xunta, cambiase sus conclusiones y utilizase esta denominación.
“No existe absolutamente en ningún concepto”, insistió sobre ese análisis de la peligrosidad en la línea, para a continuación reconocer, ante los requerimientos del instructor, que “en este caso no era aplicable” por aquel entonces. Con todo, acabó insistiendo en que “el concepto una evaluación integral no existe”.

Reglamento de 2009
El reglamento comunitario de 2009 relativo a la adopción de un método común de seguridad para la evaluación y valoración del riesgo recoge que “los Estados miembro adoptarán todas las medidas apropiadas para que los subsistemas de carácter estructural que constituyen el sistema ferroviario solo puedan entrar en servicio si son concebidos, construidos e instalados de modo que se cumplan los requisitos esenciales pertinentes cuando se integren en el sistema ferroviario”.
“En particular”, expuso, “los Estados miembros comprobarán la coherencia técnica de estos subsistemas con el sistema ferroviario en que se integren y la integración segura de dichos subsistemas de conformidad con el presente reglamento”.
Además, advierte de que “independientemente de la definición del sistema sometido a evaluación, el proponente será responsable de garantizar que la gestión del riesgo abarque el sistema propiamente dicho y su integración en el conjunto del sistema”
Después de una amplia explicación de Cortabitarte sobre la forma en que se pone en servicio una línea, desde el punto de vista de la seguridad en la circulación, Andrés Lago quiso saber si la evaluación de riesgos entonces está “subsumida en ese proceso”. “Sí. Es una consecuencia de esa evaluación de riesgos”, le respondió el cargo de Adif, “a la hora de poner un tren encima de la vía”. l

El responsable de Adif investigado declara al juez: “No sé que es una evaluación integral de riesgos, pues no existe”