Sánchez llama a C’s y Podemos al cambio y rechaza las presiones internas

La Fiesta de la Rosa inaugura el curso político de los socialistas catalanes

El primer secretario del PSOE, Pedro Sánchez, llamó ayer a Podemos y Ciudadanos a configurar urgentemente un Gobierno de cambio y avisó de que nunca facilitará un Ejecutivo liderado por el PP pese a las presiones de muchos barones socialistas: “No es no”.
El portavoz señaló que su partido no va a abstener, que van a dar la cara y a internar formar un Gobierno alternativo, según destacado en su intervención en la Fiesta de la Rosa en la Pineda de Gavá (Barcelona), con la que el PSC da la bienvenida cada año al curso político y a la que asistieron cerca de 15.000 personas, según los organizadores.
Sánchez dijo que se debe a los militantes que confiaron en el PSOE para el cambio y por ello cumplirá “hasta el final” su compromiso de no facilitar un Gobierno del PP y trabajar para alumbrar un Ejecutivo transversal de cambio y de amplia base parlamentaria.
Para que el PSOE pueda lograr este objetivo es necesario que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de C’s, Albert Rivera, “levanten sus vetos mutuos” y se sienten a dialogar, admitió Sánchez, que les recordó a ambos que dijeron que llegaban a la política para cambiarla y regenerarla. En caso de que Podemos y C’s acepten dialogar para cumplir con las promesas que les hicieron a sus votantes, el PSOE está dispuesto a ser “generoso” con ellos, aunque Sánchez no dio más detalles, pero sí que les pidió que dialoguen cuanto antes porque el tiempo corre a favor de la convocatoria de unas terceras elecciones.
El socialista insistió para “que nos pongamos de acuerdo y pongamos fin al Gobierno de Mariano Rajoy, merece la pena”, añadió el líder, constantemente vitoreado por los asistentes, y recordó que solo el PSOE votó siempre distinto al PP en los intentos de investidura. En palabras de Sánchez, “ha tenido que ser muy duro para los millones de españoles que confiaron en Podemos ver al partido votar junto a Rajoy contra un Gobierno socialista”, un desenlace que impidió que el socialista fuera investido en la anterior legislatura: “Los socialistas trabajamos para que Rajoy no siga ni un cuarto de hora más al frente del Gobierno de España”, sentenció después de que el actual presidente Mariano Rajoy asegurara que el Gobierno del cambio que quiere Sánchez no duraría ni un cuarto de hora.
A su llegada, Sánchez fue recibido por los militantes con vítores y aplausos, y muchos de ellos aprovecharon para trasladarle un mensaje: “¡Pedro, no hagas caso a los barones!”.

Sánchez llama a C’s y Podemos al cambio y rechaza las presiones internas

Te puede interesar