La colocación de publicidad en espacios prohibidos será multada con hasta 751 euros

|

El Ayuntamiento de Betanzos tomará medidas contra quienes peguen carteles anunciadores en espacios no habilitados para ello, anunció el Gobierno local. En este sentido, se abrirán expedientes a quien o quienes incumplan lo establecido en la ordenanza municipal con la consecuente sanción económica, de hasta 751 euros. Una tarea de la que se ocupará la Policía Local.
Entre los espacios prohibidos están las propiedades municipales, el mobiliario urbano como contenedores, farolas o cuadros eléctricos, e incluso los portales o paredes de inmuebles particulares que limiten con vías públicas, siguiendo los procedimientos sancionadores que establece la ordenanza municipal de limpieza viaria vigente en Betanzos.
La normativa específica establece la prohibición de colocar y pegar carteles y adhesivos en el mobiliario urbano, así como en emplazamientos distintos a los que expresamente sean autorizados por el Gobierno local. 

Informes
En caso de permiso, los gastos de retirada serán cargados a la empresa o entidad responsable, independientemente de las sanciones que puedan estimarse oportunas, mientras que en el caso de colocación de pancartas, de distintas dimensiones, y dado que eso puede presentar un riesgo adicional para la circulación rodada, se requerirá, con carácter previo a la autorización municipal, un informe individual a los servicios técnicos municipales adscritos al Área de Tráfico. En este caso, los agentes de la Policía Local quedan autorizados para ordenar la retirada inmediata de aquellos carteles que a su juicio constituyan un riesgo para la circulación de vehículos, peones o cualquier otro.
La ordenanza prohíbe la actividad publicitaria en los edificios catalogados en el plan urbanístico, calificados o inventariados cómo histórico-artísticos o pertenecientes al patrimonio cultural de Galicia.

Investigan la autoría de las pintadas y grafitis en el mobiliario urbano

La Policía Local de Betanzos investiga la autoría de diversas pintadas y grafitis que aparecieron en diversos puntos de la ciudad sobre mobiliario urbano como papeleras, cajas eléctricas o bancos, distribuidos por el centro urbano de la capital de As Mariñas.
 En este caso, desde la Administración municipal se pide la colaboración ciudadana para denunciar “este tipo de acto vandálico por el coste económico que este tipo de conductas incívicas tiene para el Ayuntamiento de Betanzos y, por extensión, para todos los vecinos de la ciudad”. Esta no es la primera vez que se producen este tipo de actos, que llegaron a dañar los muros de construcciones históricas como la iglesia de Santa María do Azougue o del Archivo-Liceo. l

La colocación de publicidad en espacios prohibidos será multada con hasta 751 euros