Culleredo extremará la vigilancia para evitar la proliferación de vertederos ilegales

Los activistas retiraron los residuos a través de una iniciativa de las fundaciones Naturgy y Fragas do Mandeo
|

El Ayuntamiento de Culleredo extremará la vigilancia, por parte de la Policía Local, para evitar la proliferación de vertederos ilegales e incontrolados.

Según fuentes municipales, este pasado fin de semana se registró un nuevo episodio de contaminación en el monte Xalo ya que un desconocido abandonó en este paraje, que es referente del patrimonio natural de la comarca, un colchón y un somier.

Las mismas fuentes añaden que este tipo actuaciones se vienen repitiendo en Culleredo en el tiempo y recuerda que entre los años 2018 y 2019 se eliminaron en el municipio casi medio centenar de vertederos.

El Gobierno local, que preside José Ramón Rioboo, solicita la colaboración ciudadana para que se ofrezca a la Policía Local cualquier información que pueda servir para identificar a los autores, que podrían llegar a ser sancionados con hasta 3.000 euros.

“Son actos incívicos y vandálicos inaceptables. Es inconcebible que se dejen residuos en los montes y caminos cuando se dispone de un servicio de recogida bajo demanda”, dijo el regidor, al tiempo que recordó que se puede llamar al número de teléfono 981 795 524 para que se efectúe la recogida de manera gratuita.

Fundación Naturgy

Por su parte, un grupo de voluntarios de la Fundación Naturgy recogió, también este pasado fin de semana, 600 kilos de residuos en el municipio de Betanzos, en el entorno del río Mandeo.

Según fuentes de la entidad, se trataba de la tercera jornada de recuperación de la zona. Y desde que se lleva a cabo esta iniciativa, en colaboración con la Fundación Fragas do Mandeo, se han recogido casi 900 kilos de residuos y se han retirado otros 600 de especies invasoras.

Asimismo, añaden que en los cinco años de existencia de este programa más de un millar de voluntarios han participado en la mejora de 25 espacios naturales españoles.

Culleredo extremará la vigilancia para evitar la proliferación de vertederos ilegales