La mesa de los alcaldes por la ría exige al Ministerio de Medio Ambiente que apruebe el dragado

Los ayuntamientos, los mariscadores y la plataforma en defensa de la ría se reunieron ayer javier alborés
|

El dragado y saneamiento de la ría de O Burgo sigue parado a pesar de que el Ministerio de Medio Ambiente se había dado de plazo hasta junio para responder a las alegaciones. Una vez confirmado el nuevo Gobierno central, la mesa de los alcaldes, la Universidad y los mariscadores por la defensa del estuario se reunió ayer para firmar un documento a través del que exigirán que se retome el plan. Asimismo tienen previsto demandar un encuentro con la ministra para analizar en qué fase se encuentra el proceso.
“A última resposta que tivemos da demarcación de Costas hai dous meses foi que os funcionarios estaban a estudar as alegacións”, explicó ayer el portavoz de los mariscadores, Manuel Baldomir. Ante la falta de respuestas desde que acabaran los plazos, han decidido urgir al Ministerio de Medio Ambiente a aprobar el dragado porque “a ría está cada vez máis morta”.
Tanto ellos como los propios representantes municipales consideran que hai que empezar a fijar plazos, pues tras realizar la limpieza de varios parques de siembra hace unos meses, los trabajadores necesitan saber cuando podrán mover la cría a esas zonas para que se vaya recuperando de cara al futuro. “Imos estar loitando ata o último momento”, afirmó Baldomir.
Respecto a sus esperanzas para que el Ejecutivo central incluya una partida presupuestaria en 2017, Baldomir señaló que sí hay confianza pero pidió unos cálculos serios. Ni a los mariscadores, ni a la plataforma en defensa de la ría ni, por supuesto, a los ayuntamientos de A Coruña, Culleredo y Oleiros –que ayer estuvieron representados– les parece suficiente la previsión de gasto que se había marcado de un millón de euros en 2016 y dos en cada una de las tres anualidades siguientes.

unos 40 millones
Frente a esos siete millones de euros, el colectivo de trabajadores entiende que una inversión adecuada sería una cercana a los 40 millones. Pese a todo, desde la Administración nunca les llegaron a aclarar si los fondos vendrían de Europa. De hecho, en declaraciones a este diario desde Medio Ambiente habían hablado de negociar el pago compartido con la Xunta y el Gobierno local.
Por la parte que les toca tanto Oleiros como Culleredo aseguraron haber acabado con los puntos de vertido a la ría. La edil de A Coruña, María García, aseguró que hay varias obras en ejecución y que la tarea más compleja será eliminar el área de vertido de A Pasaxe porque va ligado al asentamiento chabolista del mismo nombre.

La mesa de los alcaldes por la ría exige al Ministerio de Medio Ambiente que apruebe el dragado