Los mariscadores regresan hoy a la ría después de tres semanas sin faenar a causa de la toxina

24 septiembre 2015 A Coruña.- La ría de O Burgo se cierra una vez más al marisqueo por la presencia de toxina
|

El colectivo de mariscadores de a pie y de a flote volverá a faenar en la ría de O Burgo hoy tras casi tres semanas apartados del trabajo. La Consellería do Mar levantó el fin de semana la prohibición de mariscar por la presencia de toxinas en los productos –algo que obligó al cierre el pasado día 23–, pero hasta hoy los profesionales no han encontrado una marea medianamente buena para aprovechar el permiso. Pese a que no se perderá todo el mes de octubre, la agrupación demanda subvenciones para ayudarles a sobrellevar los consecutivos cierres temporales y la alta mortandad del marisco.
“Empezamos a traballar despois de que a segunda analítica dera negativo para a toxina na fin de semana”, anunció ayer el presidente del colectivo de mariscadores, Andrés Pena. Este achacó la parálisis de esta semana pese a poder acceder a la ría a que “as mareas foron moi malas”. La de hoy será un poco mejor pero ni por asomo como las perdidas a lo largo de la pasada semana. 
“Non son as mesmas, son peores, pero hai que ir a faenar e se non ganas 50 euros, ganas 30”, destacó. Para lo que queda de mes han solicitado a la Xunta que les permita trabajar “dous sábados e, se non hai novidades, faenaríamos 12 días ata o 31 de outubro”. 
Sin embargo, esto no les librará de las pérdidas económicas acumuladas en lo que va de año, pues a finales de septiembre calculaban que este cierre y los anteriores han causado una pérdida de 6.000 euros a cada uno de los 60 mariscadores que continúan con su labor en O Burgo.
Por ello, tras la concentración del pasado jueves, Pena insistió en la necesidad de que desde la Administración autonómica se aporten soluciones para sus maltrechas economías. 

cerrar la cofradía
“Fomos falar coa consellería para pedirlle un fixo tendo en conta que non hai nada de marisco e se rexistra unha alta mortandade, estamos sen correntes boas e a ría está chea de lodos pero dixéronnos que non se fan cargo de nada”, lamentó el representante. 
En este sentido advirtió de que si no consiguen subvenciones que les permitan subsistir, “haberá que deixar os carnés e pechar a cofradía”. Aseguran que no están tan lejos de esta drástica medida porque ahora mismo tan solo pueden acceder “ao 20% da ría”, ya que el resto está tomado por los lodos y el porcentaje irá en descenso. 
“Non se queren facer cargo, non nos dan ningunha solución, e así só podemos seguir pasando fame e calamidades”, incide Pena, que no aguarda grandes cambios de postura en el próximo encuentro programado con la Consellería do Mar.
Sí dispondrán de un fijo cuando comiencen las obras de dragado de la ría pero “no mellor dos casos iso non será ata despois do verán de 2016”. 
La intención es que el proyecto constructivo esté el próximo mes.

Los mariscadores regresan hoy a la ría después de tres semanas sin faenar a causa de la toxina