A Coruña clama contra la violencia machista en actos multitudinarios

Cientos de personas se concentraron en María Pita para mostrar su repulsa | pedro puig
|

Cientos de personas salieron ayer a las calles de la ciudad en manifestaciones y protestas con motivo del Día Internacional de la Violencia contra la Mujer, actos en los que se denunció que este año ya han sido asesinadas 44 mujeres a manos de sus parejas o exparejas, así como 9 menores.
La plaza de María Pita acogió la concentración convocada por la Concejalía de Igualdade e Diversidade, que reunió a más de 500 personas y en la que el alcalde, Xulio Ferreiro, leyó el manifiesto  En Negro contra as Violencias Machistas, en el que refrendó el compromiso municipal en la lucha por la erradicación de las violencias contra las mujeres. “Amosamos, tamén, o noso rexeitamento contra as persoas que as exercen e contra a complicidade de quen as silencia”, añadió.

Coordinación
El regidor local llamó a tender puentes entre administraciones, tejido asociativo e instituciones. “A loita contra a violencia debe ser unha prioridade para a administración. Fan falta máis recursos económicos, humanos e materiais”, apuntó Ferreiro, quien recordó a María Magdalena, Ana Belén y María Judith, tres mujeres gallegas asesinadas este año, la última de ellas de A Coruña. Si se observan los datos de los últimos 15 años, la cifra asciende a 57.
El manifiesto alabó el trabajo de los movimientos feministas y denunció situaciones sufridas por las mujeres como la brecha salarial, los “techos de cristal” o la desigualdad. “Agora abreuse unha porta que ninguén vai poder pechar e a nosa demanda non vai parar”, dijo Xulio Ferreiro. Al finalizar el acto se realizó una foto de familia con paraguas negros y blancos, emulando el símbolo de “A Coruña en negro”.
Ya por la tarde tuvo lugar otra concentración, que partió desde el Obelisco y recorrió las calles lanzando consignas como “No es no”, “Sempre libre e viva” o “No nací mujer para morir por serlo”. Cientos de personas reivindicaron el papel de la mujer como parte imprescindible de la sociedad y la necesidad de lograr la igualdad real de géneros.
En Miño, el colectivo contra el machismo colocó un par de zapatos rojos por cada víctima de la violencia desde el 25 de noviembre de 2017, recordando también a los niños asesinados. l

A Coruña clama contra la violencia machista en actos multitudinarios