El consejo de Pescanova estudia reformular las cuentas de la compañía del ejercicio 2011

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-12-038-a93062e4
|

Pescanova estudia reformular sus cuentas del ejercicio 2011. La compañía, en concurso de acreedores, no ha formulado todavía las del año 2012. El grupo anunció el 28 de febrero que no presentaba las cuentas de su anterior ejercicio y después fue declarada en concurso de acreedores.
Según “Cinco Días”, la multinacional gallega, cuyo consejo de administración está ahora controlado por el grupo Damm, segundo mayor accionista de la empresa con el 6,2% del capital, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, estudia la necesidad de tener que volver a presentar las cuentas de 2011 después de que los informes elaborados por KPMG (la auditoría forense) y de Deloitte (administrador concursal de la empresa) revelaran supuestas prácticas contables encaminadas a falsear las cuentas de la multinacional gallega.
Los informes de las consultoras señalan que el 80% de las ventas de Pescanova de 2011 y 2012 eran ficticias y cifran el agujero patrimonial de la pesquera gallega en los 1.667 millones. El consejo de administración de Pescanova, ahora encabezado por el nuevo presidente, Juan Manuel Urgoiti, se reunió ayer para aprobar que BDO retome su trabajo de auditor y sea el encargado de dar el visto bueno de la contabilidad de 2012.
El 12 de marzo de este año la empresa reconoció que su contabilidad no era real. BDO había estado a punto de dar su aprobación al informe de 2012 en febrero, porque en principio no había detectado irregularidades importantes. Pero el entonces presidente, Manuel Fernández de Sousa Faro, confesó “discrepancias”. Aunque Sousa trató de despedir a BDO, en abril el juez mercantil de Vigo encargado del concurso archivó la demanda de revocación.
Por otro lado, la Plataforma de Afectados de Pescanova, que agrupa a un grupo de accionistas minoritarios, ha solicitado la prisión provisional para los principales responsables de la gestión de la compañía gallega al entender que cometieron delitos de falseamiento de cuentas anuales, administración fraudulenta y desleal, manipulación para alterar el precio de las cosas y abuso de información privilegiada en el mercado de valores.

El consejo de Pescanova estudia reformular las cuentas de la compañía del ejercicio 2011