A completar el ‘triplete’ en los derbis autonómicos

Zach Monaghan es duda para el encuentro de hoy con el equipo lucense patricia g. fraga
|

 

La afición naranja tiene hoy la oportunidad de ver en Riazor el último derbi de esta temporada en liga regular. Tras el paso de Marín y de Ourense por el recinto herculino en jornadas precedentes, el Basquet Coruña busca el tres de tres en victorias ante el resto de equipos gallegos de la categoría. Se enfrentará a las 12.30 contra un Breogán de Lugo que en la presente campaña ha cambiado al cien por cien su plantilla, así como su entrenador, ahora Natxo Lezkano.
Poco o nada queda, pues, del equipo que la temporada pasada cayó frente a los herculinos en los cuartos de final del playoff de ascenso. Algo que sí recuerda bien la numerosa y ruidosa afición del Breogán, que hoy acudirá en masa a Riazor
Y los hinchas celestes llegarán muy contentos de su equipo, que en estos momentos tiene nueve victorias (una más que el conjunto naranja) y hoy podría colocarse líder en solitario.
Toca medirse contra “un grande con jugadores muy grandes”, como lo describió en la rueda de prensa previa el técnico del Basquet Coruña, Tito Díaz, quien aseguró que el conjunto lucense cuenta realmente con dos quintetos iniciales, habida cuenta del nivel de los fichajes. A la pareja de bases Juan Manuel Fernández y Josep Franch, se suman los escoltas Rafa Huertas, Jorge Romero y Sergi Quintela y los aleros Jonathan Gilling y Salva Arco, conformando un temible juego exterior. En la pintura, el poderío físico de Iván Cruz y Michael Fakuade en la posición de cuatro, y de Aaron Geramipoor y Matt Stainbrook en la de cinco completan la plantilla.
Frente a ello, el preparador del equipo coruñés pide a los suyos la máxima concentración defensiva, porque cada error en este aspecto “se traducirá en una canasta de ellos” y cada balón perdido será un contrataque de los celestes.
Tito Díaz aseguró ver muy bien a su equipo, que acaba de jugar dos duros partidos consecutivos fuera de casa (con victoria en Lleida y derrota en Oviedo) y que, en su último duelo en casa, perdió contra Palencia. Un comportamiento que en general está notando en los rivales de los naranjas: “nos hemos ganado el respeto de la competición”, explica, “lo que tiene un componente peligroso, y es que contra nosotros todos los equipos juegan al cien por cien”.
El Breogán no será una excepción. “Esperamos un Breo super motivado”, destacó, y pidió a los coruñeses que se note que el derbi es casa. “Espero que se vea un derbi bonito, que haya un buen espectáculo en la grada y en la pista, somos dos clubes y dos aficiones que nos llevamos muy bien, que siga todo así y que gane el que mejor juegue”, deseó.
El Basquet Coruña no podrá contar con Larry Abia, mientras que Zach Monaghan es duda.
El derbi tendrá otros alicientes como los mil globos que se repartirán entre la afición naranja o la actuación de las animadoras, las Cheerladies.
Del mismo modo, han sido invitados al partidos los miembros de la asociación Aspronaga.

A completar el ‘triplete’ en los derbis autonómicos