“La adaptación a la nueva ordenanza de terrazas no es fácil”

|

En la asociación de hosteleros  mantienen una particular “batalla” con aquellas panaderías de la ciudad que, según aseguran en el sector, no cuentan con licencia de actividad hostelera, pero ejercen como tal.

Cuando dicen que no disponen de la licencia correspondiente, ¿a qué se refieren?
Según la nueva ordenanza de actividades, que se acaba de aprobar en el pleno, no pueden dispensar bebidas.

Y al revés, ¿un local de hostelería podría vender pan?
El que cumple la licencia mayor cumple la menor. Entonces si tú te sacas la licencia máxima, que es la hostelera, podrías vender pan. Hay dos panaderías que incluso se han hecho socias de la asociación porque se han sacado la licencia de hostelería, y son bien recibidas. Se legalizan y hacen lo que tienen que hacer. Y además cumplen la legislación laboral, porque una panadería no puede dar de alta a un panadero, que está ejerciendo como camarero uniformado.

¿Van a llevar a cabo alguna acción en este sentido?
Tenemos un informe de todas las que hay en la ciudad, y a partir de septiembre vamos a denunciar en el Ayuntamiento, una por una, a todas las panaderías que no tienen licencia de hostelería y ejercen como tal. Tienen que legalizarse ya. Además, vamos a ser inflexibles y si no actúan en la administración iremos a dónde haga falta.

Con la ordenanza de actividades se aprobó la de ruidos, ¿supone un antes y un después para el sector?
Estamos muy contentos con que nuestras demandas históricas se hayan cumplido. Una de ellas era la música para los grupos 1. Era ilógico que en esta ciudad una cafetería o un restaurante no pudiese tener televisión.

¿Implicó alguna reforma en los establecimientos?
Los que están en el grupo 1 que quieren tener música el único requisito es que tienen que instalar un sonógrafo y ya está.
¿Cómo es la convivencia con los vecinos?
Tenían más miedo de lo que en realidad fue.

Y la ordenanza de terrazas, ¿se está cumpliendo?
No es que se esté cumpliendo ni dejando de cumplir. La adaptación no es fácil. Hay muchos establecimientos y los requerimientos son complejos. Creo que lo estamos llevando con tranquilidad tanto desde el Ayuntamiento como desde la parte de hostelería. Lo que se está cambiando es la estructura de base de las terrazas de la ciudad. No se va a hacer ni un año ni en dos.

¿Los locales pagan las tasas?
Mucha gente está pagando y otra no lo sé. n

“La adaptación a la nueva ordenanza de terrazas no es fácil”