Un problema informático se cruza en la campaña

La Oficina de Atención al Deportivista, donde todos los veranos hay largas colas | quintana
|

El Deportivo está pendiente de solucionar una incidencia informática para poder poner en marcha su campaña de abonados de cara a la temporada 2020-21.

Según ha podido saber este diario, el problema radica en el servidor empleado, curiosamente de LaLiga, que es lo que está impidiendo dar el pistoletazo de salida a una campaña en la que se espera que se puedan batir todos los récords.

El pasado lunes ya estaba previsto que se pusiese en marcha, pero los citados problemas informáticos están retrasando el pistoletazo de salida de la misma.

Tecnología propia
El club se afana, además, en desarrollar su propia aplicación para no tener que depender de la de LaLiga. Un trabajo arduo y en el que está en proceso. 

La entidad está apostando por sistematizar todo, lo que conlleva tiempo, pero un cambio necesario para contar el Deportivo con sus propias herramientas de gestión, para no tener que depender de la tecnología de terceros. La campaña de abonos ha creado mucha expectación en la afición, que está deseando renovar su carné, a pesar del descenso a Segunda B.

Cuantía única
El precio para hacerse socio del Deportivo será de 50 euros, mientras no se decida si se permitirá o no el acceso de público a los estadios. Con este sistema de precio único el socio que quiera renovar su abono mantendría su número de carné y su asiento asignado de los últimos años.

Así será hasta que desvele si puede haber o no aficionados en las gradas. Un hecho que va a depender en gran medida de cómo se desarrolle la crisis sanitaria para que se pueda autorizar público en los estadios de fútbol. 

No obstante, según admitió recientemente Rafael Louzán, solo se cubrirían un porcentaje de las localidades disponibles en los campos.
Por ello, en el caso de que pueda haber público, la entidad herculina informaría del montante total a pagar, aplicando los descuentos generados por la compensación de la campaña 2019-20.

Un problema informático se cruza en la campaña