El sector turístico augura una subida de visitantes este verano

El Ideal Gallego-2015-05-31-003-a5b81f3e_1
|

Las cifras de turistas del verano pasado batieron récords. Todo el sector coincidió en que los datos habían sido buenos pero la previsión para este año es todavía mejor. Los informes con los que trabajan los hoteleros coruñeses indican que el número de visitantes se multiplicará entre junio y septiembre, lo que también subirá los ingresos con respecto a 2014. No obstante, son conscientes de que ganarán más si hay mayor demanda porque aún es pronto para elevar los precios.
La segunda quincena de julio y agosto serán los meses que más ocupación dejen en los hoteles de A Coruña y el área metropolitana. Sin embargo, el presidente de la Asociación de Hospedaje de A Coruña (Hospeco), Rafael Benito, considera que junio ya podría ser un éxito comparado con el mismo período del año pasado. En su opinión, para lograr ese objetivo es fundamental el hecho de que San Juan haya sido declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.
“Los libros indican que todo irá mejor”, concreta respecto a toda la estación. “Todo parece indicar que va a ir muy bien porque las previsiones de ocupación son muy buenas”, reitera. Resta que los planes de los potenciales visitantes y la meteorología de la ciudad se acompasen.
De hecho ya hay algunos llenos prácticamente asegurados gracias “al importante evento de Casas Novas, que se ha adelantado y cae mejor”, y al Campeonato Nacional Alevín de Natación. Este último podría atraer “a unas 4.000 personas” en julio.
Para Benito, todo ello unido al puente del Apóstol hace pensar en que “la segunda mitad de julio ya será muy fuerte”. Estas estimaciones no son baladíes dado que, Hospeco se basa en los resultados de los últimos meses.
“Mayo ha ido muy bien y con el congreso de medicina de la última semana estuvo todo reservado y hubo que enviar a parte de los asistentes a Santiago”, destaca. Pese a que el primer trimestre fue “flojo”, las cosas comenzaron a mejorar en abril.
Es más, en cuestión de semanas se irán cerrando contratos estacionales para atender la mayor ocupación.  Esos balances y las reservas ya realizadas hacen confiar en una masiva afluencia, lo que también tocará a una hostelería muy dañada por el escaso consumo doméstico.
“Esperamos y esperemos que sea un buen verano porque la temporada de invierno no lo ha sido y llevamos una primavera complicada”, dice el presidente de la Asociación de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete.
Opina que en los próximos meses se gastará con un poco “más de alegría”, pero lamenta que eso vaya a ocurrir solo “en la zona centro”. En este sentido, augura que el contexto en los barrios seguirá siendo igual de duro porque, entre otras circunstancias, “las noches son muy flojas”.
Los empresarios quieren ser “optimistas” y saben que si hay gente en la ciudad las cajas aumentarán, si bien rechazan que un 100% en los hoteles vaya a significar lo mismo en sus establecimientos. “Que se hospeden a unos precios muy competitivos no quiere decir que, por ejemplo, tomen una buena cena”, remarca Cañete.
En los últimos años se ha tratado de economizar gastos y la gente comparte platos o soluciona con unos pinchos. En todo caso, de momento, los hosteleros quieren confiar en que a más turistas, “más posibilidades” de ingresos.

El sector turístico augura una subida de visitantes este verano