La cancelación del Carnaval supondrá pérdidas para comercio y hostelería

Viandantes por la calle Real de A Coruña | quintana
|

La cancelación del Carnaval, una de las fiestas más importantes de la ciudad, no solo ha teñido de tristeza el ánimo de los coruñeses. Si bien la medida es lógica debido a la situación de crisis sanitaria derivada de la pandemia, el comercio y la hostelería aseguran que se notarán las pérdidas en las cuentas anuales, ya que esta celebración siempre supone un impulso para ambos sectores.

“Va a influir mucho que este año no haya carnavales porque siempre supone un impulso ya no solo para el comercio, sino también para la hostelería y todos los hoteles de la ciudad”, explica el presidente de la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), José Luis Boado. En estas fechas, no solo los coruñeses llenaban las tiendas de A Coruña, y es que “venía mucha gente de fuera y el consumo que hacían las poblaciones limítrofes como Arteixo era todo aquí. Ahora ni pueden venir ni va a haber fiestas”, añade.

Las ganancias, por lo tanto, siempre suelen ser notables en Carnaval. “Se compran disfraces, ropa para salir y elementos para confeccionar los trajes, como botones o telas, entre otros”, sostiene Boado.

La hostelería
Por su parte, el presidente de la Asociación de empresarios de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, ni siquiera ha pensado en esta celebración después de todas las restricciones y cierres que ha sufrido el sector en los últimos meses.

“Pensar en carnavales no tiene lógica ninguna después de todo lo perdido y el sacrificio que hemos realizado desde octubre, con el cierre de noviembre y las posteriores limitaciones de aforo, sin barras y con horarios”, asegura. Si bien “evidentemente se va a perder facturación con esta cancelación y es una noticia negativa”, lo que la hostelería desea es “que pase esta situación cuanto antes y podamos trabajar y abrir con normalidad”, dice.

La supresión de los Carnavales se une a una larga lista de celebraciones y eventos a los que el sector hostelero ha tenido que renunciar desde el estallido de la pandemia. “Ya perdimos las cenas de Navidad y las cenas de empresa, entre otras, por lo que esta ya no supone una preocupación a mayores”, concluye el presidente de la Asociación de empresarios de Hostelería de A Coruña.

La cancelación del Carnaval supondrá pérdidas para comercio y hostelería