Aumenta la preocupación de la plantilla de Alcoa a un mes del ERE

27 abril 2019 .A Coru..a.- Los trabajadores del Alcoa culpan al Gobierno central de abocarles al cierre..los trabajadores de ALcoa se manifestaron desde la planta hasta la Delegaci..n del Gobierno
|

Los trabajadores de Alcoa se están impacientado a medida que se acerca el uno de julio, fecha en la que el ERE que les amenaza entrará en vigor, y al delegado del Gobierno, Javier Losada, le tocó ayer salir a la palestra para tranquilizar a un colectivo preocupado por el hecho de que la planta de aluminio no haya podido participar en la última subasta de interrumpibilidad, que es el sistema por el cual las industrias que consumen gran cantidad de energía pueden compensar el gran coste de la electricidad. Según Losada, “tenemos que estar esperanzados”. Para Juan Carlos Corbacho, presidente del comité de empresa de la empresa de aluminios en A Coruña, sus declaraciones están “fuera de la realidad” y denuncia que “han pasado las elecciones capeando el problema para que no tuviera impacto”. 


El delegado recuerda que ya existen varias empresas dispuestas a pujar por hacerse con las dos plantas de Alcoa y que el propósito que anima al Gobierno es conseguir la oferta más favorable para el mantenimiento de la actividad industrial y de los puestos de trabajo. En cuanto al nuevo estatuto de empresas electrointensivas, imprescindible para moderar el precio de la energía, “estamos en los plazos”.


Respecto a la subasta, “ya sabían que, como este año van a permanecer inactivas ambas plantas (la de A Coruña y la de Avilés), no necesitan esas tarifas eléctricas”. Corbacho rechaza ese  planteamiento y recuerda que, en un principio, el Gobierno de Pedro Sánchez había prometido que Alcoa podría participar en la pasada subasta. “Salió el señor Duvison (Miguel Duvison, director de operaciones de REE) para decir que no era posible, porque el reglamento no lo permitía, y se le desmintió”, recuerda el portavoz de los trabajadores coruñeses. Ahora parece claro que Duvison tenía razón, lo que arroja dudas sobre la sinceridad del Gobierno socialista en todo este conflicto, a juicio de Corbacho. 

Precio de la energía 
Para él, ninguna oferta se materializará sin saber por anticipado el precio de la energía, que es lo que motivó en un principio que Alcoa considerara poco rentables las plantas de aluminio primario de A Coruña y Avilés: “La realidad es que los inversores están preguntando por un precio estable de la energía”. 

Por otro lado, recuerdan que, por el momento, ha sido el Ministerio de Industria el que ha gestionado este problema, y no el Ministerio de Transición Ecológica al que le compete la energía y que, por tanto, tiene mucho que decir. “Es el gran desaparecido y no parece que haya entendimiento entre ambos. Hay una descoordinación. ¿Por qué antes se podía participar en la subasta y ahora no se puede? La situación es aún más crítica y debemos dar ese ambiente de confort al potencial inversor. Podemos tener mucha gente interesada haciendo ello sus especulación, pero eso no es nada tangible. Hoy hay mucho interés y mañana no hay ninguno”, aleccionó Corbacho. 

Emisiones de CO2
Losada prefiere centrarse en las ayudas para los costes de emisiones de CO2 y que suman 200 millones de euros, “que sí que es importante. Yo estoy contento”. Pidió que el Gobierno de Galicia apostase positivamente y dejase de estar con el “sí pero no”, y “siempre criticando”. En cuanto al esperado estatuto, el delegado del Gobierno en funciones no lo puede aprobar pero una vez constituido y estudiadas todas las alegaciones, se aprobará: “Hay un compromiso para hacerlo”. 

Pero los trabajadores no se fían y Corbacho ha sido muy claro en ese punto: “No tenemos nada más que un montón de promesas. Estamos muy preocupados y esperando una nueva reunión de aquí al diez u once de junio para que nos anticipen más datos sobre posibles inversores y el recorrido de ese ‘posible’ estatuto”.

Aumenta la preocupación de la plantilla de Alcoa a un mes del ERE