Hernández defiende el trasvase de Meirama y garantiza la calidad de las aguas

embalse cecebre
|

El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, ha defendido esta tarde el proyecto para conectar el lago artificial de Meirama con el embalse de Cecebre, en A Coruña, y ha vuelto a garantizar la calidad de las aguas.
"La calidad del recurso hidráulico está plenamente garantizado", ha asegurado Hernández en respuesta a una pregunta oral del AGE.
El diputado de esta formación Antón Sánchez ha puesto en duda la salubridad de estas aguas "ácidas", "preñadas de metales pesados y bajas en oxígeno", afirmación que ha sido rebatida por Hernández aludiendo a informes y analíticas realizadas.
El conselleiro ha defendido la idoneidad de este proyecto, con un coste de 10 millones de euros, así como su ejecución inmediata antes de completar el llenado el lago para rebajar los costes.
Xunta y ayuntamiento de A Coruña han avanzado ya que firmarán este otoño un convenio para iniciar en 2014 la primera fase del túnel que conectará el lago de Meirama, cuyo llenado podría completarse el próximo año, y Cecebre.
Esta obra consistirá en la instalación de una conducción hidráulica de 1,5 kilómetros hasta el embalse de Cecebre a través del río Barcés, lo que permitirá multiplicar la capacidad de abastecimiento del área metropolitana de A Coruña.
El lago de la antigua mina de Meirama tendrá una capacidad de 150 hectómetros cúbicos, siete veces más que el actual embalse de Cecebre.
La realización de las obras antes de completar el llenado de la antiguo huevo minero permitirá reducir los costes de un proyecto que en su totalidad asciende a 10 millones de euros.
Hernández ha asegurado que la Xunta seguirá adelante con este proyecto pese a las críticas de la oposición y ha defendido la obra, que aprovecha la propia cuenca del río Barcés, frente a otras alternativas más costosas y de menor capacidad.
Por su parte, Antón Sánchez ha puesto en duda la necesidad de la obra, así como su cargo a costa del erario público.
Sánchez ha calificado el proyecto de "pelotazo hidráulico" por ser un "pretexto" para "justificar el negocio privado de dos minicentrales, una de concesión administrativa caducada y otra aprobada en el tiempo de descuento de la era Fraga" para beneficiar a empresarios y personas afines.
Hernández ha rechazado estas acusaciones y ha asegurado que "no va a haber ningún aprovechamiento hidroeléctrico".

Hernández defiende el trasvase de Meirama y garantiza la calidad de las aguas