Recordando el 0-5 y el 0-3 de hace dos lustros

14 abril 2012 / 25 octubre 2012 / 03 enero 2014 Fútbol Fotografía del jugador del Depor, Albert Luque que hizo la manita en el 0-5 del Deportivo contra el Celta en 2004
|

Balaídos acogerámañana un nuevo derbi entre el Celta y el Deportivo de la Coruña, un clásico que el equipo coruñés ha dominado en los últimos cinco años en el estadio vigués, con actuaciones imborrables en la memoria de sus aficionados, como el 0-5 de la temporada 2003-04 o el 0-3 del curso 2005-06.
La última vez que ambos equipos se enfrentaron en Vigo fue hace dos temporadas, en la jornada nueve del campeonato liguero. Ambos equipos venían de la liga Adelante y el partido terminó en empate, después de que el canterano Juan Domínguez igualara el tempranero gol del céltico Mario Bermejo.
Ese mismo año (2012) pero en el mes de abril, y con los dos equipos luchando por el ascenso a la liga BBVA, el Deportivo de José Luis Oltra asaltó Balaídos (2-3) después de un duelo intenso, de continuo intercambio de golpes y que decidió Borja Fernández con un gol en el minuto 89. Para volver a recordar un derbi gallego hay que remontarse hasta la temporada 2006-07, año que el Celta acabaría perdiendo la máxima categoría pese a derrotar a su eterno rival.
El 15 de abril de 2007, el conjunto vigués, dirigido entonces por el búlgaro Hristo Stoichkov, quien había sustituido en el banquillo al que después sería técnico deportivista Fernando Vázquez, derrotó al equipo de Joaquín Caparrós con un solitario tanto del brasileño Fernando Baiano.
La temporada anterior, el Celta tampoco había logrado regalarle un triunfo a sus seguidores en su regreso a la Primera División. En un partido marcado por la expulsión del portero José Manuel Pinto, Tristán, Valero y Capdevila firmaron un 0-3 que hizo mucho daño en Vigo.
Una goleada que, sin embargo, no fue la más escandalosa de los últimos tiempos, pues en la campaña 2003-04, jornada 18, el conjunto coruñés le endosó una “manita” al Celta (0-5) en Balaídos, en un choque en el que tuvo un protagonismo mayúsculo el centrocampista Víctor Sánchez, autor de tres goles.

un celta invicto
El conjunto vigués, invicto esta temporada, afronta la el partido con dos puntos más que los deportivistas en la clasificación después de cuatro jornadas disputadas. Los desplazamientos a Balaídos se le han dado bien al Deportivo en los últimos años aunque lo que importa es el momento actual y los coruñeses intentarán despejar dudas con un nuevo derbi en Vigo.

Recordando el 0-5 y el 0-3 de hace dos lustros