La presión en las UCI vuelve a aumentar mientras los casos activos se frenan

Evolución de casos de Covid-19 en el área sanitaria coruñesa desde el 4 de marzo Fuente: Sergas/el ideal gallego Fuente: Sergas/el ideal galleg
|

El área sanitaria de A Coruña y Cee volvió a vivir ayer un aumento de casos activos más moderado, de nuevo por el elevado volumen de altas, pero la presión en las UCI continúa aumentando y son ya 79 los pacientes ingresados en estas unidades.

Igual que ocurrió el pasado viernes, los casos activos aumentaron por debajo del centenar, 72 más concretamente, elevando el total a 5.984.

En el plano asistencial, el número total de pacientes ingresados aumentó ligeramente hasta 392 en todo el área sanitaria (358 en el Chuac), un dato que preocupa, pero la presión en las UCI preocupa aún más por sus 79 pacientes (72 en el Chuac, tres en el hospital Quirón y cuatro en el Modelo).

Fallecimientos

En la jornada de ayer se notificaron siete nuevas altas, todas ocurridas ayer, que elevan el total desde el pasado mes de marzo a 419.

Se trata de cinco hombres de 77, 79, 83, 84 y 86 años y de dos mujeres de 91 y 96. Todos ellos se encontraban ingresados en el complejo universitario herculino y todos presentaban patologías previas. Tras estos decesos, en lo que va de semana se confirmó el fallecimiento de 43 personas a causa del coronavirus.

Situación grave

Ayer volvían a trasladar un nuevo mensaje desde el Chuac para pedir responsabilidad y tratar de concienciar sobre la situación que estamos viviendo a causa del Covid-19.

En la jornada de ayer era la jefa del servicio de Neumología del Chuac, Carmen Montero, quien trasladaba sus palabras a los ciudadanos “para explicarles la grave situación que podemos tener si el hospital de nuestra área se colapsa por pacientes con infección por Covid”.

La doctora aseguraba que “en estos momentos ya hay muchas plantas de hospitalización dedicadas exclusivamente a pacientes con infección Covid y con un ritmo de ocupación de una planta cada dos o tres días”. Esto puede desembocar en una situación nunca vista y a la que nadie quiere llegar, como el “no tener camas en las plantas de hospitalización, ni en las UCI, para pacientes con Covid, o con otras patologías graves, como neumonía, asma, infarto, ictus o, incluso, operaciones de urgencia”.

Por este motivo, Montero asegura que solo hay dos maneras de evitar esto: las vacunas y las medidas preventivas. “La vacuna llegará, pero no está en nuestras manos acelerar el proceso”, afirmaba la facultativa. Sin embargo, “sí está a nuestro alcance la prevención de la infección”, decía y añadía que sabemos se evita “con aislamiento social” y “con mascarilla en todo momento”.

La presión en las UCI vuelve a aumentar mientras los casos activos se frenan