Procesada por intentar clavarle a su novio un bolígrafo y romperle la ropa por celos

|

redacción > a coruña
  Las agresiones que, según informa la Fiscalía, protagonizó una mujer después de intentar suicidarse en la playa de Santa Cristina en junio de 2009 pueden enviarla a prisión 32 meses. Está acusada de un delito de tentado a la autoridad y dos de lesiones contra el que por aquel entonces era su novio, y por ellos deberá comparecer en el juzgado el día 22.
Fueron, según concluye el Ministerio Público, los celos que la acusada sentía por las relaciones de su compañero lo que la llevó, aquella noche, a adentrarse en las aguas de Santa Cristina para  acabar con su vida, después de haber consumido bebidas alcohólicas.
Personada la Guardia Civil de Oleiros, los agentes la convencieron para que saliese pero, al ver a su compañero salir de uno de los pubs de la zona, señala el fiscal que la mujer se fue hacia él en actitud agresiva y llegó a arañarle y romperle la camisa.
El segundo incidente tuvo lugar, según la versión de la acusación, dos horas después, cuando la pareja circulaba en coche por Perillo. Indica el fiscal que la procesada comenzó a decir que “iban a morir” y, cuando su acompañante la conminó a salir del coche, ella intentó clavarle un bolígrafo y llegó a darle un mordisco. Esa misma violencia la ejerció también, al parecer, con los agentes que hicieron acto de presencia.

Procesada por intentar clavarle a su novio un bolígrafo y romperle la ropa por celos